Puerto Rico a elecciones el martes - Internacionales

Puerto Rico a elecciones el martes

Los boricuas elegirán Gobernador, legisladores y alcaldes, y examinarán su estatus político

 

Autor:

Juventud Rebelde

SAN JUAN, noviembre 3.— Más de dos millones de puertorriqueños están convocados a votar el próximo 6 de noviembre sobre el futuro de su relación con Estados Unidos, en un plebiscito de estatus no vinculante que solo busca conocer la opinión de los nacionales sobre la situación de colonia que sobrellevan desde hace más de un siglo, bajo la denominación de Estado Libre Asociado (ELA).

Porque, cualquiera que sea el resultado de esta consulta,  carecería de valor jurídico ya que, lo que de ella emane, pasaría luego a ser discutido dentro del Congreso norteamericano, al que se supedita la Constitución local, en vigor desde el 28 de julio de 1952, y que le impide a la nación puertorriqueña decidir su estatus.

La consulta coincidirá con las presidenciales en EE.UU., que serán para ellos elección del Gobernador local, cargo que ahora ocupa el representante del anexionista Partido Nuevo Progresista (PNP), Luis Fortuño, impulsor del plebiscito y quien, también, se juega ese día la reelección.

Además de dar su opinión sobre el estatus político y escoger gobernador, en la isla votarán por legisladores y alcaldes.

Será la cuarta vez que se plebiscite el estatus de Puerto Rico después de las consultas realizadas en 1967, 1993 y 1998, cuando ha triunfado siempre la opción del Estado Libre Asociado de Estados Unidos, régimen político que le otorga a los puertorriqueños el derecho a elegir Gobierno propio, pero dependen de Washington en asuntos de moneda, defensa, ciudadanía, relaciones exteriores y legislación.

A los puertorriqueños se les niega el derecho a votar en las elecciones presidenciales estadounidenses mientras residan en su isla, tampoco pueden tener representación en el Congreso que aprueba o sanciona las leyes que los afectan.

En la consulta se deberá responder a dos preguntas: la primera les pide un «sí» o un «no» a mantener el estatus actual del ELA. La segunda pide que en caso de haber contestado «no», se elija entre las opciones de independencia, anexión o Estado Libre Asociado Soberano, estatus no completamente definido por EE.UU., pero que se entiende como el supuesto resultado de una unión «entre iguales».

En los tres plebiscitos anteriores, los puertorriqueños han rechazado incorporarse como estado número 51 de Estados Unidos, es decir, el anexionismo, y se han pronunciado por el Estado Libre Asociado.

Según la última encuesta del diario El Nuevo Día, 51 por ciento de los boricuas votaría en la primera pregunta por mantener la condición actual del ELA, frente a un 39 por ciento en contra.

En la segunda pregunta, 44 por ciento se muestra a favor de la anexión, un 42 por ciento por el Estado Libre Asociado Soberano y un cuatro por ciento por la independencia.

Durante años, la propaganda ha presentado los vínculos con Estados Unidos como condición esencial para mantener en pie la economía de la isla que, no obstante, ha atravesado por fuertes crisis fiscales, sin contar con la persecución de que ha sido objeto el movimiento independentista.

El anexionista gobernador Fortuño apuesta a que el Congreso de Estados Unidos acate el resultado si triunfa la opción que defiende su partido, a pesar de que ni el presidente Barack Obama ni el candidato republicano, Mitt Romney hayan prometido algo al respecto.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.