Obama ganó la reelección

Fueron reñidos los comicios, pero casi a la medianoche los partidarios del demócrata celebraban la victoria

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, noviembre 6.— Desde la zona devastada por el huracán Sandy que azotó el país la semana anterior, hasta ciudades particularmente golpeadas por el persistente marasmo de la economía, los estadounidenses se lanzaron el martes a participar de los comicios presidenciales que finalmente le dieron al presidente Barack Obama cuatro años más al frente de la Casa Blanca.

Poco antes de la medianoche la cadena CNN hacia su proyección de 274 votos para el demócrata y 201 para el republicano; igualmente ABC News ponía las cifras en 275 a 203 a su rival. Telesur también le apuntaba 274 faltando por contabilizarse Nevada y algún otro estado del oeste, pero ya le eran suficientes para seguir en el Despacho Oval por otros cuatro años.

Hasta las 11:00 de la noche las predicciones a boca de urna todavía establecían una carrera reñida y con empate; pero comenzaban a variar a favor de Obama algunos de los principales estados pendulares o indecisos como Ohio (18 votos electorales) y Florida con 29. En el voto popular, cuando aún no estaban todos contabilizados, la votación se inclinaba hacia Romney por algunos miles; sin embargo, son los votos electorales los que cuentan.

En Massachusetts, el estado donde Romney fue gobernador, el demócrata le ganó de calle en un 69 a 31 por ciento, según los reportes de prensa.

Al conocerse el resultado, en Chicago, Illinois, donde se concentraban ansiosos los seguidores del actual presidente, la multitud estalló en celebración, al igual que en la famosa esquina de Times Square de Nueva York, un estado de tradición demócrata.

Al cierre de esta edición, las cadenas televisivas no ponían todavía imágenes de Boston, donde se concentraban a su vez los republicanos, ni había aún una declaración de aceptación de derrota por parte del contendiente Mitt Romney.

De los estados decisivos, Florida, con 29 votos electorales, se mantuvo como uno de los principales campos de batalla con un empate de 50 por ciento para cada candidato, aumentando la tensión durante horas, pero finalmente decidió por poco a favor de Obama, similar a lo ocurrido en Ohio, con 18 votos electorales, que se inclinó casi desde el principio por Obama con dos puntos de ventaja. Desde 1960, todos los candidatos que han ganado ese estado llegaron a la Casa Blanca, recordó PL.

Obama y el vicepresidente Joseph Biden viajaron allí en diez ocasiones durante los últimos 60 días. La fórmula republicana Romney-Paul Ryan lo visitaron en 21 ocasiones desde inicios de septiembre, incluido este martes.

La campaña demócrata gastó 57 millones de dólares en propaganda electoral solo en ese territorio, cuyo gobernador es el republicano John Kasich. El comité a favor de Romney dirigió 34 millones en publicidad partidista para esa misma región industrial.

Similar ventaja le daba Michigan (16) al actual mandatario, pero aquí cuando ya era casi media noche solo se habían contado el 29 por ciento de las boletas.

Son 11 los estados que no tenían definición precisa y ellos eran claves en la aritmética política para llegar a la Casa Blanca.

Según expertos, esta ha sido una de las carreras más ajustadas de la historia del país, por lo que se preveía, tal y como ocurrió que el próximo inquilino de la Casa Blanca solo se conocería al borde la medianoche o en la madrugada de este miércoles.

Un 16 por ciento de los votantes a nivel nacional son latinos, pero no necesariamente acuden todos a las urnas, aunque la cadena CNN apunta a un crecimiento de la participación de esos electores.

En 2008, marcaron un récord histórico al representar el 7,4 de los votantes, de acuerdo con los datos del centro de estudios Pew, y su participación fue clave para la victoria del actual presidente y candidato a la reelección, Barack Obama, quien como se esperaba también fue favorecido por ellos en esta ocasión.

En otros resultados, la Cámara de Representante mantuvo el predominio de los republicanos, poniendo igual panorama de confrontación para los próximos cuatro años; y el Senado con la ligera ventaja de los demócratas.

Más de 7 000 miembros de la Guardia Nacional de Estados Unidos participaron en tareas de mantenimiento del orden y ayuda al desarrollo de las elecciones presidenciales, sobre todo en los estados afectados por la supertormenta Sandy.

Solo en Nueva York, más de 3 300 miembros de ese cuerpo armado tuvieron que movilizarse para asistir en la operación de decenas de centros de votación, donde no hubo energía eléctrica para las máquinas electrónicas, reportó PL.

Miles de colegios locales fueron destruidos por el huracán y reemplazados por camiones militares preparados para esas funciones.

Problemas esporádicos ocurrieron el martes en algunas casillas electorales; entre ellos, disputas por acceso a centros de votación o por el mal funcionamiento de máquinas de sufragio.

Según PL, en Pennsylvania una máquina de votación tuvo que ser retirada después de que un elector se percató de que al marcar por la opción de Barack Obama, la máquina seleccionaba automáticamente la candidatura de Mitt Romney.

También en la Florida, un mensaje telefónico automatizado decía equivocadamente que las elecciones serían el miércoles.

En otras partes, la coalición Protección Electoral reportó problemas con lectores de boletas en las ciudades de Cleveland, Dayton y Toledo, en el estado de Ohio. Hubo una tardía apertura de casillas electorales en vecindarios de minorías en Galveston, Texas y algunos precintos en la zona de Tampa, Florida, aunque los votantes fueron remitidos a otras casillas.

El Departamento de Justicia dispuso de al menos 780 observadores en sitios clave en 23 estados para asegurar que se rigieran por la Ley de Derechos Electorales de 1965 y pudieran observar cualquier acusación de fraude electoral, anotó PL.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.