¿…Que los puertorriqueños quieren la anexión?

Lecturas más allá de las primeras cifras cuestionan los resultados que presentaron a la estadidad (anexión) como ganadora en la consulta sobre el estatus de la isla borinqueña

Marina Menéndez Quintero
marina@juventudrebelde.cu
10 de Noviembre del 2012 18:57:28 CDT

No es solamente un asunto de cuentas. Se trata también de una mirada política y no por ello carente —como pudieran alegar los más pragmáticos— de la necesaria objetividad. No es querer tapar el sol con un dedo. Por el contrario. Profundizar en los resultados de la consulta efectuada el pasado martes en Puerto Rico para saber el parecer de sus habitantes sobre su estatus político, permite ver mejor detrás de porcentajes según los cuales los puertorriqueños se habrían pronunciado— por vez primera, como se remarcó— por la anexión a Estados Unidos.

Aunque se trata de un referendo no vinculante, lo que quiere decir que la Casa Blanca —de cuyo parecer depende Puerto Rico— no tiene la obligación de implementar lo votado, cualquier pronunciamiento sería válido como argumento en la brega de miles de boricuas por cambiar el eufemístico Estado Libre Asociado (ELA), que mantiene a la isla como un apéndice de Washington, y fue claramente rechazado en el plebiscito.

Si se aceptase sin más cortapisas que, rechazado el ELA, ganó la estadidad (la anexión), quienes apuestan por esa variante tendrán argumento para presionar al reelecto Barack Obama y a quienes le sucedan, de modo que conviertan la estrella solitaria de la bandera puertorriqueña en la número 51 de la del Imperio. Flaco favor para Borinquen.

Lo contrario significaría que, por primera vez, también, tengan elementos de peso quienes abogan por un estatus más digno que el actual para Puerto Rico, sin tener necesariamente que dejarse asimilar de una vez por los Estados Unidos, con lo que podría perderse poco a poco esa esencia nacional que tan bien ha sabido conservar el pueblo boricua.

En el otro extremo está la independencia, que hay que analizar con punto y aparte. Siendo la alternativa lógica para una nación que ha dicho de modo expedito no querer ser neocolonia —eso quedó claro en la consulta cuando el 53,9 por ciento de los votantes se pronunció en la primera pregunta contra la continuación del ELA, frente al 46 por ciento— la independencia, sin embargo, es abrazada abiertamente ahora por una minoría.

No resulta difícil entender que es el resultado de la manipulación en la mente de un pueblo que se ha visto crecer «gracias» a los vínculos con el Norte y a quien se le ha hecho creer que no puede vivir sin ese nexo; y, también, de la persecución con saña de que han sido objeto los independentistas. De eso dan cuenta quienes por ese motivo fueron asesinados, o arrestados y presos durante décadas en territorio de Estados Unidos.

Pero quienes aspiran a que prevalezca el sentido patrio sobre lo que otros consideran más conveniente para el «desarrollo» y la sobrevivencia del «país», no tienen que resignarse.

El resultado, entonces, de la consulta en lo político y en lo moral es muy importante. Y sacadas bien las cuentas de la votación del 6 de noviembre, cualquiera puede percatarse de que la anexión no fue el parecer de la mayoría; aunque esa variante haya obtenido, al contarse las boletas, los mayores porcentajes.

Mirando bien los números

El único resultado transparente que servirá a los boricuas para luchar por el cambio de su situación actual, es la mayoría que por primera vez —esta es la cuarta consulta en la historia puertorriqueña— se registra contra el humillante estatus de hoy, el ELA. Un vínculo con EE.UU. que sujeta a Puerto Rico a las leyes aprobadas en el Congreso en Washington, sin permitirle a sus habitantes tener un representante con voto en el legislativo federal; maneja su economía y sus relaciones exteriores; le otorga a los habitantes de la isla la ciudadanía estadounidense pero no los deja votar por el Presidente que, en definitiva, decidirá sus destinos —la isla solo tiene un gobernador… Hablamos de una relación que permite el uso por el Pentágono de los jóvenes boricuas como carne de cañón en sus guerras imperiales y, lo que puede ser aún peor: inhibe que el país sea visto en el entramado internacional como lo que es, una nación. Puerto Rico no tiene asiento en la Asamblea General de la ONU, ni siquiera ha podido ser aceptado como miembro en uniones integracionistas regionales a las que por derecho pertenece como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños porque, aunque como pueblo existe y tiene una cultura y una identidad nacionales, formalmente no es un Estado, sino un ente «libre» y «asociado» a Washington.

Sin embargo, no todo fue así de claro con la segunda pregunta que se presentó ante los votantes, y que pedía, a quienes en la primera dijeron no al ELA, pronunciarse en torno a tres variantes: la estadidad (anexión), por la que votaron 805 155 personas, equivalentes al 61,6 por ciento, según consignó en su último parte del día 8 la puertorriqueña Comisión Estatal de Elecciones; el denominado Estado Libre Asociado Soberano, que presupone —según se describe— una relación con EE.UU. basada «en la asociación política libre y voluntaria» con términos que se acordarían entre ambos países como naciones soberanas, y por el que marcaron 438 896 electores, para un 33,2 por ciento y, en tercer término, la independencia, que recibió 72 978 aprobaciones, equivalentes al 5,54 por ciento.

Visto así, la anexión tiene mayoría. Pero otra cosa ocurre si se toman en cuenta los 468 478 ciudadanos que —se dice que siguiendo las orientaciones del gobernador electo, Alejandro García Padilla, defensor del ELA— dejaron la segunda pregunta en blanco; aunque también pudieran ser ciudadanos confundidos, incrédulos o desencantados que no abrazaron ninguna causa. Una cifra que no aparece en la página web de la Comisión Electoral, pero manejada por sectores del independentismo y algún que otro observador puertorriqueño para echar una mirada de fondo a los porcentajes.

Fueron ellos quienes llamaron la atención sobre este aspecto no divulgado y que, según afirman, haría bajar el porcentaje de los que se pronunciaron por el anexionismo hasta alrededor de un 46 por ciento, el índice histórico obtenido por la estadidad, señaló un analista del periódico El Nuevo Día.

Pero otra cuenta es aún más sencilla. Si se toma en consideración a los que votaron en blanco más los que lo hicieron por el ELA soberano y el independentismo, los tres grupos suman un total de 980 352 puertorriqueños que no votaron por el anexionismo, y representan: ¡175 197 más que quienes lo hicieron!

También debe tomarse en cuenta a los que no acudieron a las urnas o anularon sus boletas. Del padrón electoral, que según agencias cablegráficas es de 2,4 millones, se reportaron 1,2 millones de votos válidos.

Entre los que faltaron se infiere que estuvo el líder independentista Rafael Cancel Miranda quien, en artículo publicado la víspera de la votación, alertaba que «no puede haber elecciones libres» en un país «secuestrado por el poder imperialista estadounidense. Para votar libremente, primero hay que ser libre. Cuando lo seamos, votaré». ¿Cuántos más habrán pensado como él?

envíe su comentario

  • Normas
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio
    1. 1

      Edwin - 11 de Noviembre del 2012 3:20:16 CDT

      La consulta sobre el estatus fue una Mogoya presentada por el régimen del Partido Nuevo Progresista que preside el anexionista y corrupto gobernador Luis Fortuno Burcet, muchos Boricuas coincidimos con Rafael Cancel Miranda.

    2. 2

      pepe - 11 de Noviembre del 2012 12:31:14 CDT

      YO VIVO EN LOS ESTADOS UNIDOS Y LA VERDAD QUE LA MAYORIA DE LOS PUERTORIQUENOS NO QUIEREN SEPARARSE DE LOS VINCULOS DE ESTADOS UNIDOS, PUES EN ESA ISLA , NO SE PRODUCE NADA, Y ELLOS VIVEN COMO PARASITOS DE AQUI, CON LA AYUDA QUE LE DA EL GOBIERNO AMERICANO Y LA MAYORIA QUIEREN CONVERTIRSE EN ESTADO PARA QUE WASHIGNTON LES DE MAS FACILIDADES Y TERMINE CON LA VIOLENCIA QUE EXISTE EN LA ISLA,YA QUE COMO ESTADO, PODRIAN RECIBIR MAS AYUDA DE LA UNON,PUES MISSISIPPI EL ESTADO MAS POBRE DE LOS ESTADOS UNIDOS RECIBE EL TRIPE DE AYUDA, QUE LA QUE RECIBE PUERTO RICO, ESA ES LA VERDAD, EL SENTIMIENTO NACIONALISTA NO ESTA POR ENCIMA, DE LO QUE LA MAYORIA DESEA ES EMPLEO , TRABAJO Y BIENESTAR Y SEGURIDAD,QUE SERIA LO QUE WASHINGTON OFRECERIA, PUES SE EMPEZARIA A ERIGIR POR LA LEYES AMERICANAS.

    3. 3

      kenneth jackson - 11 de Noviembre del 2012 12:50:22 CDT

      tranquilos tarde pero seguro que nos uniremos a ustedes en la libertad!puerto rico sera libre la lucha sigue coño!

    4. 4

      amauris - 11 de Noviembre del 2012 13:15:51 CDT

      si los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios entonces a respetar el criterio de los boricuas fue seguir anexados no lo digo yo lo dijo el resultado de las voyaciones

    5. 5

      rolo1 - 11 de Noviembre del 2012 13:46:56 CDT

      yo que tengo amigos boricuas y he estado en PR muhas vecez durantes muchos anos ,he conocido boricuas qye quieren seguir manteniendo el estado libre asociado y otro que queiren la estadidad,se otro estado mas de la union americana ,pero en todo este tiempo jamas me he topado con un boricuan que quiera la independencia total de EEUU ,,,bueno en estas lecciones eso quedo mas que claro

    6. 6

      Tide - 11 de Noviembre del 2012 14:09:49 CDT

      El caso de Puerto Rico, como cubano, me conmueve. Recuerdo que paralelamente a la independencia de Cuba, Martí trabajaba para la independencia de esa otra isla del Caribe según constaba en el acta de constitución del Partido Revolucionario Cubano, al que muchos puertorriqueños pertenecieron y que desinteresadamente y con esa esperanza, contribuyeron a lograr nuestra propia independencia. Todo cambió con la intervención del entonces naciente imperialismo norteamericano, y ni Cuba fue libre completamente, ni se pudo contribuir a la independencia de la isla hermana, que ocupada militarmente, paso a estar bajo la jurisdicción de esa nación como una colonia, indiscutiblemente, aunque le hayan querido dar otros eufemísticos nombres. Aunque aún una gran mayoría de boricuas, como orgullosamente se llaman a sí mismos, prefieren que se mantenga ese cordón umbilical con EEUU, llámese como se le llame, algo que respeto, Puerto Rico es y tiene que ser una nación latinoamericana más, por su origen, su cultura, su propia idiosincrasia, y por hacer honor a su historia y a tantos nacionales que lo ofrendaron todo, hasta sus vidas, por su independencia desde que aún era una colonia más de la corona española. Nuestro país desde los primeros días de revolución, y desde antes nuestro pueblo, haciendo honor a la verdad, dedicó esfuerzos a revertir la condición colonial de la isla, cuya muestra más relevante fue el nombramiento de la viuda del patriota Don Pedro Albizu Campos, Doña Laura Meneses, como representante permanente ante el Comité de Descolonización de la ONU. Otras muestras de solidaridad han sido evidentes, y hay que seguir la lucha, como Martí soñaba, por un cambio en el statu quo de esa nación hermana que beneficie, principalmente, a su pueblo. ¡VIVA PUERTO RICO LIBRE! ¡PATRIA O MUERTE! VENCEREMOS.

    7. 7

      Dany - 11 de Noviembre del 2012 15:13:59 CDT

      A todos los boricuas que he conocido siempre les hago la misma pregunta. Qué prefieres?? La independencia ó Estado Libre Asociado?? Ninguno se ha inclinado por la primera al responderme. Y la mayoría me han respondido con argumentos. Realmente sería muy triste ver desaparecer la identidad y bandera de Puerto Rico pero sí es la decisión de la mayoría de su pueblo solo hay que respetarles.

    8. 8

      Carlos Padilla - 11 de Noviembre del 2012 15:32:24 CDT

      Estoy totalmente de acuerdo con el análisis realizado en esta noticia. En Puerto Rico hicieron esa consulta basados en la trampa y en la confusión a las que siempre nos quiere someter el imperio para dividir una fuerza política en dos partes. En Puerto Rico el partído político favorecedor del estado colonial actual es una partido de centro que, como siempre, tiene en sus filas personas de derecha, de centro y de centro-izquierda. En ese sentido el partido político que desea la anexión hizo una consulta en la que dividió ese partido en dos. Por eso la mitad de ese partido botó (con "b" porque botaron el voto) por el ELA soberano, y la otra mitad dejó la papeleta en blanco. Otros, como el compañero Rafael Cancel Miranda, preferimos no botar en unas elecciones coloniales dirigidas por el engaño a los que nos tiene acostumbrados el imperio. Que Viva Puerto Rico y Cuba Libres y Soberanas!!!

    9. 9

      Jose Diaz - 12 de Noviembre del 2012 8:21:28 CDT

      La mayoria del pueblo boricua quiere anexion a Estados Unidos. Quien lo diria? Me sorprendio como cubano pero es su decision.

    10. 10

      Jenrry - 12 de Noviembre del 2012 8:26:59 CDT

      Me sentí decepcionado con el resultado de la consulta realizada en Puerto Rico, pero hay que respetar el criterio emitido por ellos. Esto demuestra una vez más que en los asuntos internos nadie se debe meter.

    11. 11

      Rodin - 12 de Noviembre del 2012 9:10:59 CDT

      Amauris: hay que respetar el criterio de los boricuas pero cuando valgan en verdad los resultados obtenidos, acaso no leiste el final del artículo, solo hubo válidos 1.2 millones de votos, eso puede darte la medida que la mayoria que votó era a favor del anexionismo pues los independentistas casi no votarón. Ténlo presente.

    12. 12

      AngelBR - 12 de Noviembre del 2012 10:36:53 CDT

      Vi la noticia en TV y no la creo, ni creí y nunca la voy a creer, los puertoriqueños son muy patriotas y si desean ser libres y soberanos, punto y aparte es lo que tienen que hacer para crear fuentes de empleos, sus fabricas, sus industrias, su desarrollo, y es que a EEUU no le conviene que tengan nada,para que sigan como un apendice de allá y mantener su presencia en la isla hermana, que deban pedir permiso para todo, hasta para hacer una carretera, ¿lo sabían?, conozco a un amigo boricua que vive hace mucho en Cuba y llora cada vez que ve su bandera junto a la de EEUU en su Puerto Rico querido, el sueña con su isla, me contó todo lo que sabía de Lolita Lebrón y me quede impactado, esta muy ofendido con el término "parasito" que alguien puso, respeto todos los comentarios, se que deben comer y tener algun dinero, pero pudieran hacerlo en su bello Puerto Rico libre pero si apenas los dejan ni hablar español como van tener su identidad, Viva Puerto Rico Libre.

    13. 13

      Pedro Animala - 12 de Noviembre del 2012 18:12:49 CDT

      Al boricua de hoy, si los gringos le ofrecen esclavitud, eso mismo aceptarian; solo por el miedo a ser libres, de romper el cordon umbilical, de dejar la teta que los envenena. Desde la segunda mitad de los 70 la mentalidad de dependencia e inferiorirismo sigue en aumento, y eso sera dificil de cambiar. Por suerte, creo yo, los gringos nunca daran estadidad a una nacion de gente latina, de color marron/castanyo; distintos e impuros para ellos. En PR los caudillos politicos dicen el millon de mentiras, y la gente, inculta al fin, se las cree. Casi nadie se toma el tiempo de cotejar lo dicho. Y los que lo hacen (usualmente anticolonialistas), son ignorados por no ser partidiarios de quien dice la mentira. Los incultos nunca seran libres, ni ellos como personas ni la colonia. Quienes olvidan su historia, sus martires y sus heroes, tambien seran olvidados. Ahun asi, algunos rehusamos rendirnos, eso no puede ser opcion. Hasta la victoria siempre...

    14. 14

      Marcos N. Suarez - 13 de Noviembre del 2012 8:26:05 CDT

      La realidad es que a los Estados Unidos no les interesa Anexar a Puerto Rico. Al final la isla se ha convertido en una carga para Washington. Con 50 millones de hispanoparlantes, la nacion americana enfrenta el peligro de perder su identidad nacional y lo menos que quiere es agregar otros dos millones de peronas que no comparten ni el idioma ni la cultura. Puerto Rico no es de interes para Washington ni economica ni estrategica ni socialmente.

    15. 15

      caro - 18 de Noviembre del 2012 16:56:23 CDT

      Hace unos días envié un comentario a este artículo con estadísticas confiables y comentarios lógicos. No fue publicado. A la censura no le conviene. Eso demuestra que su artículo es amañado y muy mal intencionado. Les duele la verdad. Lamentablemente para ustedes, mientras más se desarrollen la ciencia y la técnica y los medios de comunicación, más dolores van a sentir.

    16. 16

      Jose M Lopez Sierra - 14 de Julio del 2014 10:05:27 CDT

      Estimados Compañero, Después de la aprobación del 23 de junio de 2014 por consenso de la resolución número 33 del Comité de Descolonización de la Organización de Naciones Unidas (ONU) pidiéndole al gobierno de Estados Unidos que descolonice inmediatamente a Puerto Rico, debemos trabajar juntos para obligar a Estados Unidos a cumplirla. Los hechos de que el gobierno de Estados Unidos ha mantenido a Puerto Rico como su colonia por 116 años, ha tenido encarcelado por 33 años a Oscar López Rivera por luchar por la descolonización de Puerto Rico, y ha ignorado 33 resoluciones de la ONU, confirman que el gobierno de Estados Unidos nunca querrá descolonizar a Puerto Rico. ¡Necesitamos un tsunami de gente para obligar al gobierno de Estados Unidos a cumplir con las 33 resoluciones! Debemos protestar pacíficamente y permanentemente por lo menos 3 veces anualmente hasta lograrlo. La primera será una marcha en Puerto Rico en el día que celebramos la abolición de la esclavitud, 22 de marzo, hasta llegar al Tribunal de Estados Unidos. La segunda será una marcha en Puerto Rico el día antes de la vista anual sobre la descolonización de Puerto Rico en la ONU. La tercera será una protesta en la ONU en el mismo día de la vista anual sobre la descolonización de Puerto Rico. Estas protestas son indispensable porque, los que tienen colonias no creen en la justicia para todos. Un abrazo fraternal, José M López Sierra Jlop28vislophis@gmail.com Comité Timón del Pueblo Compañeros Unidos para la Descolonización de Puerto Rico www.TodosUnidosDescolonizarPR.blogspot.com

      No fueron realmente mayoría quienes votaron por sumar la estrella solitaria puertorriqueña a la bandera de Estados Unidos. Foto: Internet

      del autor

      en esta sección