Cuba y Namibia: hermanadas en la historia - Internacionales

Cuba y Namibia: hermanadas en la historia

El Secretario Permanente del Ministerio de Juventud, Servicio Nacional, Deporte y Cultura de Namibia expresó su agradecimiento y el de su pueblo a la Isla por la histórica cooperación en importantes sectores de la economía del país africano

Autor:

Yailé Balloqui Bonzón

IMPRESIONADO con los proyectos que realiza el Gobierno cubano de conjunto con la Juventud, se mostró Steve Katjiuanjo, secretario permanente del Ministerio de Juventud, Servicio Nacional, Deporte y Cultura de Namibia.

Durante una visita de pocos días a Cuba, y con una agenda de trabajo que marcó encuentros con funcionarios de la Isla, entre ellos con la dirección de la Unión de Jóvenes Comunistas, el Ministro conversó con Juventud Rebelde y significó que, sin importar la enorme distancia geográfica y cultural que separan a Cuba y Namibia, ambas naciones han labrado a lo largo de la historia un camino de hermandad forjada en las trincheras de la lucha contra el régimen del apartheid, y durante la cual la sangre cubana y namibia se mezcló hasta obtener la total independencia de ese país africano, el 21 de marzo de 1990.

«Nuestros intercambios y fuertes lazos de hermandad tienen que continuar avanzando en aras de impulsar el desarrollo económico y social de nuestros pueblos», remarcó.

En este momento, explicó Steve Katjiuanjo, las áreas de colaboración van encaminadas principalmente al deporte y la cultura. Disciplinas como el voleibol, atletismo, boxeo, entre otras, cuentan con el entrenamiento de técnicos cubanos.

Emocionado, el visitante contó que en los pasados Juegos Paralímpicos celebrados en Londres en septiembre último, Namibia obtuvo una medalla de oro y otra de plata gracias a la preparación recibida por los atletas de dos entrenadores cubanos.

Durante años la Isla ha especializado a preparadores namibios que, luego de culminar sus estudios, han regresado al país para contribuir a la formación de otros deportistas.

Teniendo en cuenta los lauros en este sentido, el Gobierno de Namibia ha solicitado ya el relevo de los ocho entrenadores cubanos que hoy laboran allí.

En el área de la cultura, comentó que se acaba de firmar un memorando de entendimiento para afianzar la colaboración entre los dos países, especialmente en la esfera de las artes visuales y escénicas.

Y no ha sido el férreo bloqueo al que Estados Unidos ha sometido a Cuba por más de 50 años un impedimento para que este pequeño país continúe adelante con su desarrollo y brinde su desinteresada ayuda, no solo a Namibia, sino a buena parte del mundo, agregó Katjiuanjo. «Por eso la juventud de mi país es clara cuando exige la total eliminación de esa política contra la Isla».

Steve Katjiuanjo y la delegación que le acompañó se llevaron útiles experiencias de los diferentes encuentros sostenidos en Cuba. Un marcado interés les suscitó la visita a la Casa Editora Abril, donde —apuntó—, «quedamos impresionados por la buena literatura que publican, incluyendo las revistas, de acuerdo a las diferentes edades a que van dirigidas.

«En nuestro país no existe algo así, aunque hay que tener en cuenta la diversidad de idiomas y de culturas que existe allá».

Explicó que las más jóvenes generaciones constituyen la mayoría de la población namibia y que ellas están jugando un papel fundamental en el mantenimiento y salvaguarda de la independencia.

El Gobierno de Namibia, encabezado por el presidente Hifikepunye Pohamba, a través del Ministerio de Juventud, dedica alrededor del 40 por ciento de sus ingresos a programas de educación, orientación y preparación para los más jóvenes, con el objetivo de que se conviertan en protagonistas del desarrollo futuro del país.

«Intentamos que se formen en sectores de la enseñanza técnica y profesional, recalcó. Poco a poco se han creado nuevas instituciones universitarias y este año se inició la creación de un instituto para formar especialistas en farmacia».

Katjiuanjo no quiso terminar el intercambio con JR sin antes agradecer a la juventud cubana por «habernos apoyado en la lucha por nuestra independencia». Y en nombre de su pueblo y el suyo propio, los exhortó a continuar luchando por un futuro mejor.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.