Con avance concluyó primer ciclo del diálogo

Nuevo comunicado conjunto entre las partes. Agradecen apoyo de Cuba y Noruega como garantes, y a los países acompañantes. Las labores se reiniciarán el 5 de diciembre

Autores:

Yailé Balloqui Bonzón
Marina Menéndez Quintero

Las conversaciones para la paz en Colombia concluyeron su primer ciclo este jueves en La Habana con un segundo comunicado conjunto que evidencia avances reconocidos por el jefe de la delegación del Gobierno, Humberto de la Calle, así como por la representación de las FARC-EP.

En la primera declaración emitida por la parte gubernamental, De la Calle consideró que «hemos avanzado dentro de lo previsto», y reconoció que los retos «son enormes».

«La responsabilidad es grande y así la asumimos», reconoció, y afirmó el deseo de que este sea un proceso «con resultados y compromisos concretos, en función de los dos grandes objetivos que tenemos por delante: la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera».

Tal como ha hecho la representación guerrillera en los últimos días, el ex vicepresidente colombiano insistió en la necesidad de una «participación amplia y pluralista de los colombianos» que haga prosperar la discusión de los puntos de la agenda, y destacó que el Gobierno le da a ello una «especial importancia».

Al respecto, en el segundo comunicado conjunto de estos días dado a conocer este jueves, las partes conveniaron la puesta en marcha de una página web (www.mesadeconversaciones.com.co) que abrirá espacios de participación virtual a la ciudadanía colombiana en la mesa (tal como se había acordado), y facilitará la difusión de los comunicados conjuntos y demás informaciones relacionadas con las citas en La Habana.

Además, se acordó un formato para que los pobladores sean parte del proceso por medios físicos, con un formulario impreso que permitirá a las personas conocer los documentos relacionados con las pláticas y verter sus opiniones, mediante correo postal gratuito y la gestión de gobernaciones y alcaldías.

De la Calle resaltó que el propósito es «buscar que ciudadanos y organizaciones de todos los sectores puedan hacer propuestas relevantes y útiles» para la discusión de la agenda pactada.

Previamente, y en su primer comunicado conjunto, las partes concordaron la realización de un foro en Bogotá sobre política agraria —punto número uno del temario—, que las FARC-EP consideraron como «un primer hito importantísimo», y acerca del cual De la Calle apuntó que servirá también de espacio para la contribución, con criterios y propuestas, de todos los sectores sociales colombianos. La mesa, dijo, los recibirá complacida.

En todas estas jornadas, los representantes gubernamentales mantuvieron hermetismo acerca de lo conversado en la mesa de diálogo, tal cual se había planteado previamente.

«El Gobierno ha sido celoso y lo seguirá siendo en cuanto al compromiso de adelantar conversaciones reservadas, recordó De la Calle. Cuando haya información relevante la haremos pública de manera oportuna».

El ex vicepresidente colombiano tam-

bién agradeció «vivamente a los países garantes, Cuba y Noruega, por su apoyo y compromiso, al igual que a los acompañantes, Chile y Venezuela».

Similar reconocimiento quedó estampado en el comunicado conjunto, y abrió las declaraciones en la conferencia de prensa ofrecida horas después por la delegación de las FARC-EP, quienes en la voz de Iván Márquez, calificaron a La Habana como «la capital de paz del continente» y agradecieron «a su gente, que nos ha acogido con calor y afecto».

Un empremdimiento crucial

En encuentro con los periodistas, los delegados de la guerrilla, por su lado, calificaron el diálogo como un emprendimiento crucial para la paz en Colombia, y consideraron que al término de este primer ciclo de conversaciones se ha recorrido un importante tramo del proceso, concebido como un todo, y en el que las organizaciones sociales tienen pleno derecho a intervenir y decidir, ratificó el comunicado leído por Iván Márquez.

Como antes lo hicieran los representantes del ejecutivo colombiano, Márquez confirmó que ya se ha iniciado el debate del aspecto inicial del temario de seis puntos (Política de Desarrollo Agrario Integral), y estimó que se han abierto los primeros espacios para la participación ciudadana en la construcción colectiva de la paz, un concepto que para la insurgencia va acompañado de la justicia social.

Llegamos aquí con esperanza y mucho optimismo, aseveró.

En respuesta a preguntas de la prensa, Márquez manifestó que el proceso avanza, en tanto Ricardo Téllez, también representante de las FARC-EP, aseveraba que se han tratado temas profundos, y se ha ido construyendo confianza, algo que en este momento es muy importante, señaló.

Interrogados sobre cuánto pudiera durar el proceso, Márquez afirmó que todo el tiempo necesario para alcanzar la paz. No podemos poner plazos; las FARC-EP creen que se debe trabajar a fondo estos temas; sobre todo, aquellos que constituyen las causas del conflicto, para poder llegar a una paz sólida. Nos mantendremos en el diálogo durante el tiempo que se necesite, afirmó.

Como señalaron ambas delegaciones, las conversaciones entran ahora en un receso que durará hasta el próximo cinco de diciembre, período que, según declararon las dos partes, no serán de descanso, sino de reflexión, consulta y análisis.

Los representantes de la guerrilla recordaron que el diálogo cuenta con el respaldo de muchos de los gobiernos de nuestra América y el mundo, y destacaron especialmente el papel de Cuba y Noruega como garantes y el de Chile y Venezuela como acompañantes.

El logro de la paz, afirmaron las FARC-EP, es un deber impostergable.

Apoyo a palestina

En un comunicado dado a conocer en la mañana, la delegación de la guerrilla saludó el Día Internacional de Solidaridad con el pueblo palestino y afirmó que su lucha es la de todos los pueblos del mundo por la liberación, soberanía e independencia.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.