Llama FARC-EP a campaña para proteger los diálogos

Reiteraron al Ejecutivo de Juan Manuel Santos la necesidad de salvaguardar las pláticas «entendiendo que es preferible darle tiempo suficiente a una iniciativa de diálogo, que perpetuar la injusticia y la guerra sin otra opción»

Autor:

Yailé Balloqui Bonzón

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) lanzaron un llamado para llevar a cabo «una gran campaña» para proteger la mesa de conversaciones e insistieron en sus intentos por «alcanzar la paz».

Nuevamente este viernes la guerrilla ofreció una declaración a la prensa a su llegada al Palacio de Convenciones de La Habana, donde tienen lugar los encuentros,  que, no exentos de nuevas tensiones, se están desarrollando desde noviembre pasado entre la insurgencia y el Gobierno colombiano.

En el texto, leído por el delegado Iván Márquez, las FARC-EP reiteraron al ejecutivo de Juan Manuel  Santos la necesidad de  salvaguardar las pláticas «entendiendo que es preferible darle tiempo suficiente a una iniciativa de diálogo, que perpetuar la injusticia y la guerra sin otra opción».

Las FARC-EP también criticaron las constantes negativas del Gobierno de su país a las iniciativas propuestas por la guerrilla  en aras de armonizar los diálogos y lograr la paz definitiva.

En lo que llamaron «los noes del Gobierno», las FARC-EP exponen ocho peticiones formuladas al ejecutivo, todas con una respuesta negativa del bando gubernamental. Se refirieron, específicamente,  a la  negativa a pactar un alto el fuego bilateral bajo la argumentación de que este debe ser resultado de eventuales acuerdos que se tomen de pláticas de La Habana.

Sobre este particular, el jueves último —antes de comenzar este tirante cuarto ciclo de conversaciones— tanto el delegado gubernamental, Humberto de la Calle, como el propio presidente Juan Manuel Santos reiteraron su rechazo a cesar las hostilidades, incluso, a suscribir un tratado de regularización de la guerra, negativas que también criticó la guerrilla.

En «los noes del Gobierno», las FARC-EP exponen, además, el rechazo a invitar a la mesa a los ministros de Agricultura y Defensa,  Juan Camilo Restrepo y Juan Carlos Pinzón,  respectivamente, así como al Comandante General de las Fuerzas Militares, General Navas  para, con estos dos últimos, de manera serena —dicen—, «analizar la posibilidad del alto el fuego desde ambos bandos».

Las solicitud de la insurgencia    para que se permitiera la presencia  en la mesa del guerrillero Simón Trinidad —extraditado por Colombia a Estados Unidos donde cumple condena—, así como la de la realización de una Asamblea Constituyente y la incorporación a las pláticas de alguna representación de la sociedad colombiana,  han sido vetadas por el Gobierno, decisión  criticada también por las FARC-EP.

Como se ha hecho habitual, la representación gubernamental no realizó declaraciones a la prensa a su llegada a la sede de las conversaciones.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.