Para Chávez, toda la fortaleza y solidaridad

El líder bolivariano transita hoy por «tratamientos complementarios complejos» en La Habana, los que de manera paulatina deberán ir cerrando el ciclo de su enfermedad, informó el vicepresidente ejecutivo Nicolás Maduro

Autor:

René Tamayo León

CARACAS.— El presidente Hugo Chávez Frías transcurre hoy por un ciclo de «tratamientos complementarios complejos» en La Habana, que de manera paulatina deberán ir cerrando el ciclo de su enfermedad, informó el vicepresidente ejecutivo de Venezuela, Nicolás Maduro, desde la ciudad de Barquisimeto.

En transmisión en vivo de la televisora pública VTV, comunicó a la opinión pública local y foránea sobre la etapa por la que hoy transita el Jefe de Estado tras la operación quirúrgica de diciembre último en la capital cubana.

El Comandante sigue con su «espíritu de batalla. Creemos que irá cerrando el ciclo de tratamiento de su enfermedad», dijo.

Maduro expuso que las mayorías venezolanas —como está ocurriendo desde que Chávez anunció a inicios de diciembre pasado que debía someterse a un nuevo y complejo tratamiento médico—, continuarán transmitiéndole al Presidente toda la fortaleza y solidaridad posibles.

El Vicepresidente Ejecutivo reiteró en nombre del pueblo venezolano el agradecimiento al equipo médico que atiende al estadista en el país antillano: su consagración total y plena.

En la capital del estado de Lara (Barquisimeto), Maduro y parte del gabinete ministerial inauguraron el primer complejo Pdval-Farmapatria en esta localidad.

Es una iniciativa implementada a mediados de 2012 para enfrentar las maniobras especulativas y los precios draconianos aplicados por algunas redes farmacéuticas que lucran a costa de la salud del pueblo venezolano, acicateados por —casi siempre— tontísimas campañas publicitarias (eso sí, de excelente factura visual).

Maduro denunció que la Revolución Bolivariana está bajo un nuevo episodio de guerra económica por parte del poder burgués transnacional y local, que ahora utiliza como pivote la enfermedad del Presidente.

Los planes de desestabilización contra la República Bolivariana incluyen —indicó Maduro— ataques a la moneda, al abastecimiento, a los precios. No obstante, aclaró, la Revolución tiene poder político y económico para enfrentarlos.

«Nos están planteando una guerra». El propósito —explicó— es obstaculizar el tránsito al socialismo, generar inestabilidad.

A ellos (la ultraderecha) corresponde elegir: o el respeto a la ley y a la democracia; o salirse de ella (la ley). En tal caso, alertó el Vicepresidente Ejecutivo, la Ley irá por ellos. «Vamos a ir con todo». Será «con tranquilidad, serenidad y convicciones», pero sin que nos tiemble la mano, añadió.

El presidente Chávez nos ha entrenado para esta batalla, alertó Maduro. (Quien lo dude, ¡allá ellos! —Si yo estuviera en el bando opuesto, no lo haría).

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.