Haremos realidad tus sueños (+ Fotos) - Internacionales

Haremos realidad tus sueños (+ Fotos)

Promete Nicolás Maduro al líder supremo de la Revolución Bolivariana regresar al Cuartel de la Montaña, junto al pueblo, el 15 de abril, ya como Presidente electo de Venezuela. Asistió Evo Morales a los actos de despedida del «hermano Hugo»

Autor:

Juventud Rebelde

CARACAS.— Vaya en paz; misión cumplida, Comandante; ampliamente cumplida, dijo el Presidente Encargado de Venezuela, Nicolás Maduro al despedir en el Cuartel de la Montaña al Comandante Supremo de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, a quien juró regresar junto al pueblo dentro de un mes exactamente, el 15 de abril, ya como Presidente constitucional de la República, de «la patria que Ud. nos ha dejado en herencia y que Ud. nos ha enseñado a defender».

Las palabras de Maduro fueron las últimas pronunciadas en la ceremonia de despedida en el cuartel enclavado en el barrio caraqueño 23 de Enero, donde el líder bolivariano iniciara el levantamiento cívico-militar del 4 de febrero de 1992, y el que acoge sus restos.

Al desearle paz, el Presidente Encargado recordó que nada detuvo a Chávez: cumplió con dolores, con sacrificios; ni la enfermedad lo detuvo, ni nada ni nadie va a detener a nuestro pueblo, enfatizó.

Compañeros, compañeras: ahora nos toca a nosotros, la misión es nuestra; tomemos su bandera de corazón, seamos cristianos practicantes verdaderos de la causa de los pobres, construyamos el socialismo que es el reino de la igualdad y la verdad en la Tierra, exhortó Maduro.

«Comandante, aquí estaremos», reiteró en alusión al día posterior a las elecciones presidenciales. Le pedimos fuerza; su luz, su bendición, su compañía; que esté con nosotros siempre… Ayúdenos, Comandante; bendíganos, acompáñenos, y juntos vamos todos a ser Chávez, aseguró.

Maduro prometió al líder bolivariano que el pueblo estará junto a él, en el Cuartel de la Montaña, siempre; a rendir cuentas de las tareas, a dar parte de las misiones, a reflexionar sobre los errores, a «aprender en el recuerdo de Ud., a recibir sus bendiciones».

¡Hasta la victoria, siempre!, se despidió Maduro. Querido Comandante, vaya en paz. Aquí nosotros seguiremos su misión. Los sueños de Chávez seguirán siendo nuestros y los haremos realidad, aseveró el Presidente Encargado.

Acto seguido, los compañeros de Hugo Chávez en las acciones del 4 de febrero de 1992 formaron una cadena humana para trasladar el féretro con sus restos hasta la flor de los cuatro elementos: agua, tierra, fuego y viento. Se trata de una metáfora esculpida en granito dentro de una fuente, y que simboliza el florecer de la nueva patria y de la América nueva.

Luego, los compañeros de armas de Chávez entregaron a Maduro la bandera tricolor que portaron el 4 de febrero, y este a su vez la dejó en custodia de los familiares del líder bolivariano.

En la ceremonia también dejaron su testimonio el presidente de Bolivia, Evo Morales, quien destacó que «el hermano Hugo» nos deja una gran tarea: la liberación de nuestros pueblos, y lo llamó «redentor de los pobres del mundo»; el general de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, Miguel Rodríguez Torres, cuyas palabras recordaron la trascendencia del liderazgo de Chávez para la consolidación de la Patria, y su hermano Adán, gobernador de Barinas, quien le aseguró que «seremos libres por decisión propia y continuaremos tu legado».

Gracias, Comandante, por devolvernos la Patria

Los homenajes a Chávez se iniciaron en la Academia Militar de Fuerte Tiuna, desde donde partió el cortejo fúnebre hasta el Cuartel de la Montaña.

Las principales autoridades políticas y militares junto a la familia Chávez rindieron sentido homenaje al líder revolucionario durante un acto oficial y ecuménico celebrado allí.

«Gracias por tu absoluta entrega; gracias, Comandante, por devolvernos la Patria», dijo María Gabriela, una de sus hijas, al dar lectura a la carta póstuma con que se despidió de su padre.

Recordó que mirándole a los ojos, le dijo antes de su partida: «Eres un gigante», y en medio del dolor que, dijo, le quema el alma, le dio gracias por su risa, por su llanto; por sus canciones, por sus bailes...

Como bolivariana, María Gabriela juró dar lo mejor de sí y seguir la lucha emprendida por el hombre que retomó el ideario del Libertador.

Papito amado mío, vuela libre, vuela gigante y sopla fuerte como los vientos huracanados, que nosotros defenderemos tu Patria como nos enseñaste, aseguró.

Hasta siempre, mi amado amor eterno… Jamás te irás, porque siempre en nuestras manos está tu llamarada, dijo.

También usó de la palabra Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional, con la exhortación a los venezolanos a ser leales al llamado de unidad y lucha que formuló el Comandante Presidente durante su última alocución televisada, el pasado 8 de diciembre.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.