Muere José Luis Sampedro, intelectual comprometido y voz de los indignados

Estaba convencido de que el sistema capitalista se acababa, porque el mundo occidental atravesaba una «auténtica metamorfosis», protagonizada por jóvenes que «ya viven en otra época», ajena a quienes solo quieren «ganar dinero y nada más»

Autor:

Juventud Rebelde

MADRID, abril 9.— El escritor, economista y académico José Luis Sampedro ha fallecido en su casa de Madrid a los 96 años; sus restos mortales han sido incinerados en la mañana de este martes en la intimidad familiar, por expreso deseo del que fuera un referente intelectual y moral que ha querido irse de forma «sencilla y sin publicidad», dijo EFE.

Sampedro murió en la madrugada del domingo al lunes, según reconoció su viuda, Olga Lucas, con quien escribió a cuatro manos «Escribir es vivir» y «Cuarteto para una solista». Gran humanista y pensador, tuvo en los últimos años un especial protagonismo por su activismo cívico social y unió su voz a la de los indignados y a la de otro rebelde, la del nonagenario miembro de la  resistencia francesa, el francoalemán Sthepane Hessel, que también murió el pasado mes de febrero.

Sampedro escribió el prólogo de «Indignaos», el famoso libro de Hessel y también colaboró en su siguiente librito, «Reacciona». Y hoy, de entre las miles muestras de condolencia y dolor por la muerte del autor de «La sonrisa etrusca», han destacado en la red la de los movimientos sociales surgidos al calor del 15M y las de miles de ciudadanos que han querido decir adiós al gran humanista.

La noticia de la muerte de Sampedro se ha convertido rápidamente en segunda tema mundial en Twitter, aseguró EFE. Además, ha publicado la carta que el pensador envió a la plataforma y que leyó el 15 de mayo de 2011 en la madrileña Puerta del Sol en la que pedía «avanzar hacia una vida más humana».

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) ha respondido a su muerte recordando citas del pensador español, como «deberíamos indignarnos mil veces» o «estamos en una crisis que yo llamo barbarie, porque es una barbarie».

Ciudadanos anónimos, al igual que políticos, escritores, sindicatos, instituciones, ayuntamientos —como Aranjuez, de donde era hijo adoptivo, o el de Santa Cruz de Tenerife— y comunidades —como la de Castilla-La Mancha—, han mostrado sus condolencias por la muerte del autor, que nació en Barcelona en 1917.

Comprometido con tu tiempo, José Luis Sampedro siempre defendió una «economía más humana, más solidaria, capaz de contribuir a desarrollar la dignidad de los pueblos», agregó la agencia noticiosa.

Entre sus novelas destacan «La sombra de cartón» (1945), «Congreso en Estocolmo» (1952), «El río que nos lleva» (1961), «Octubre, octubre» (1981), «a sonrisa etrusca» (1985), «La vieja sirena» (1990), «Real sitio» (1993), «El amante lesbiano» (2000), «Escribir es vivir» (2003), «La senda del dragón» (2006) o «La ciencia y la vida» (2008).

José Luis Sanpedro fue Premio Nacional de las Letras 2011 y también condecorado con la Orden de las Artes y las Letras de España por su sobresaliente trayectoria literaria y por su pensamiento comprometido con los problemas de su tiempo.

El escritor, que conectó con miles de jóvenes en su vejez, se mostraba convencido de que el sistema capitalista se acababa, porque el mundo occidental atravesaba una «auténtica metamorfosis», protagonizada por jóvenes que «ya viven en otra época», ajena a quienes solo quieren «ganar dinero y nada más».

Sampedro decía que había dos tipos de economistas: «Los dedicados a hacer que los ricos sean más ricos y los que estamos dedicados a hacer que los pobres sean menos pobres», y así proclamaba los últimos coletazos del sistema capitalista antes de morir.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.