Desarticulan planes desestabilizadores - Internacionales

Desarticulan planes desestabilizadores

El vicepresidente ejecutivo de Venezuela, Jorge Arreaza, encabezó una presentación pública donde se ofrecieron detalles de las últimas acciones de desestabilización conocidas y desarticuladas

Autor:

René Tamayo León

Venezuela ha sido víctima durante todos estos días de acciones desestabilizadoras, sabotajes y vandalismos. Empero, el Gobierno y sus instituciones armadas y de seguridad han logrado evitar que «el río se salga de su cauce».

Dramático. Parece ser parte intrínseca del difícil camino de construir una revolución por la vía pacífica dentro de las democracias burguesas; en especial, antes, durante y después de elecciones nacionales, regionales o locales donde el equilibrio o la hegemonía de los poderes son vitales.

La víspera, el vicepresidente ejecutivo de Venezuela, Jorge Arreaza (esposo de la hija mayor del Comandante Hugo Chávez), encabezó una presentación pública donde se ofrecieron detalles de los últimos hechos conocidos y desarticulados.

Lo acompañaron las principales autoridades del orden, el Ministro de Defensa, el Ministro de Interior y Justicia, y jefes de armas, policía e inteligencia.

Entre las acciones desestabilizadoras se incluye:

—La penetración a territorio venezolano de dos grupos de mercenarios centroamericanos conectados con sectores de la oposición local y políticos ultraderechistas de El Salvador. La investigación en curso permitió ubicar un alijo de municiones de alto poder enviado desde Miami. Fue decomisado en almacenes del estado de Lara, uno de los tres en que mandan gobernadores derechistas, en este caso, Henri Falcón, jefe del equipo de campaña proselitista de Henrique Capriles Radonski.

—La irrupción violenta en la comandancia de la Fuerza Aérea venezolana —ubicada en el liliputiense aeropuerto caraqueño de La Carlota— de un grupo de jóvenes derechistas que agredieron a los cuatro efectivos militares que custodiaban la puerta de entrada de la instalación.

—La detención de dos individuos que vestían uniformes de oficiales de la FANB —sin serlo— y penetraron en motocicleta los polvorines activos de una antigua unidad militar. Al parecer, fue para modelar los sistemas de seguridad en estos estratégicos y peligrosos nichos. Se presume que ambos individuos, uno de ellos de 17 años de edad, están conectados con grupos paramilitares de la vecina Colombia.

—El decomiso de pastillas de alto poder explosivo en un lugar que no se identificó por las autoridades. Sobre este tema, el almirante en jefe Diego Molero Bellavia, ministro de Defensa, señaló que eran bloques de C-4. El material militar presentado no es parte de la logística reglamentaria de la FANB; por sus características y envoltorio, solo lo emplean la fuerza armada y los comandos élites de EE.UU.

—La captura de un individuo con numerosa cantidad de carnés y cédulas. El individuo estaba ofreciendo en las cercanías de los centros electorales del estado Aragua, comida y bebidas. Según Morelo, se presume que es de nacionalidad colombiana.

—La detención de una persona ajena a la FANB que tenía colocado un uniforme de General del ejército bolivariano.

***

«De muestra, un botón». Hay más en el «morral». Esta es solo la «puntica» del iceberg. Ya veremos. (Esperemos que no).

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.