Inédita visita de Ban Ki-moon al Pentágono - Internacionales

Inédita visita de Ban Ki-moon al Pentágono

El secretario general de la ONU llevó el tema Corea. EE.UU. y Seúl rechazan condiciones de Pyongyang para reiniciar negociaciones

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, abril 18.— El secretario general de Naciones Unidas, Ban  Ki-moon, efectuó este jueves una visita sin precedentes al Pentágono, donde dialogó con funcionarios del Departamento de Defensa sobre las tensiones en la península coreana.

Es la primera vez que un secretario general de la ONU asiste al Pentágono, precisó AFP.

A su llegada, Ban Ki-moon fue recibido por el secretario de Defensa estadounidense, Chuck Hagel.

Según un funcionario citado por AFP,  Ban también discutió sobre la operación de mantenimiento de la paz que la ONU pretende desplegar en Mali y sobre «los intereses comunes de Estados Unidos y Naciones Unidas» en Somalia y Siria.

Por su parte, la República Popular Democrática de Corea (RPDC) anunció sus condiciones para reanudar el diálogo con Corea del Sur y Estados Unidos.

Pyongyang exige el levantamiento de sanciones de la ONU, el fin de los ejercicios militares conjuntos de Washington y Seúl, y la retirada de todas las armas nucleares de su vecino del sur para volver a la mesa de negociaciones, según DPA, lo cual fue desestimado por el secretario de Estado estadounidense, John F. Kerry y el Gobierno sudcoreano.

En cambio, China dijo estar lista para trabajar con todas las partes y la comunidad internacional para mantener la paz y la estabilidad en la península coreana, impulsar las negociaciones a seis bandas (China, Rusia, Japón, Estados Unidos, RPDC y Sudcorea) y conseguir la paz y la seguridad regionales, según reportó PL.

Estados Unidos y Corea del Sur deben cesar «todos los actos de agresión y disculparse», dijo en un comunicado la Comisión de la Defensa Nacional en Pyongyang, citado por medios estatales.

Corea del Sur rechazó de inmediato las condiciones de Pyongyang, arguyendo que el planteamiento «es totalmente incomprensible» e «ilógico», dijo el portavoz del Ministerio de Exteriores sudcoreano, Cho Tai-young, y exigió a la RPDC que renuncie a sus demandas.

En tanto, un buque de guerra estadounidense, el USS Freedom, diseñado para combatir en zonas costeras llegó a Singapur, un aliado de larga data de Washington, con lo que se incrementa el despliegue militar en el Sudeste asiático.

La nave de guerra estadounidense, que puede ser utilizada en la superficie, así como en la caza de minas y submarinos, estará durante los próximos ocho meses en la región, donde participará en ejercicios navales y visitará otros puertos, agregó PL.

En tanto, Japón trasladó misiles interceptores Patriot PAC-3 a la isla de Okinawa, alegando proteger el espacio aéreo japonés de un posible ataque de la RPDC, informó la agencia de noticias Kyodo.

Seis camiones con los misiles Patriot Advanced Capability 3 (PAC-3), procedentes de la base aérea de Hamamatsu, llegaron a bordo de un barco de carga al puerto de Naha, capital de la prefectura de Okinawa, donde tres se dirigieron a la base de la Fuerza de Autodefensa en Naha y los otros tres a la sub base militar de Chinen, en la ciudad de Nanjo.

Unos doscientos manifestantes se reunieron en el puerto para protestar contra el despliegue del sistema antimisiles, según Kyodo.

En un principio, el Ministerio de Defensa tenía planeado desplegar los misiles interceptores PAC-3 en el año fiscal 2014, pero la tensión en la península coreana aceleró esos planes.

Desde hace varias semanas, Corea del Sur y Estados Unidos efectúan sus maniobras militares conjuntas anuales, vistas por la RPDC como el ensayo general de una invasión a su territorio.

Estados Unidos mantiene unos 28 500 soldados en Corea del Sur, legado de la guerra de 1950-1953 en la península coreana, que concluyó con un armisticio, no un tratado de paz.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.