Obama responsabiliza al Congreso por impacto de crisis fiscal

Exhorta a buscar medidas integrales que contrarresten las consecuencias de los recortes financieros, cuyos efectos se hacen sentir, sobre todo, entre los sectores con menos ingresos

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, abril 27.— En su habitual mensaje semanal por radio e Internet, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, responsabilizó este sábado al Congreso por las consecuencias de la actual crisis fiscal e hizo un llamado a adoptar medidas integrales antes de que el país sufra daños más severos.

Según reporta PL, el mandatario criticó una medida aprobada esta semana en el Congreso para otorgar fondos de emergencia por 253 millones de dólares a la Agencia Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés), con el propósito de evitar la reducción en las operaciones áereas y en el personal del sector en los próximos meses.

Esta legislación, convertida ya en ley, es solo una cura de emergencia, pues otras agencias gubernamentales que proporcionan servicios vitales a la población seguirán afectadas por los reajustes millonarios al presupuesto, afirmó Obama.

También recordó que hace dos semanas presentó un proyecto de presupuesto que reemplaza dichos recortes financieros por otros menos dañinos, incrementos de impuestos y nuevas inversiones en sectores de la educación, investigaciones y la producción, con el fin de crear más empleos, propuesta que fue rechazada por los republicanos.

Los reajustes de la actual crisis presupuestaria ascienden a más de 86 mil millones de dólares del gasto federal hasta finales del año fiscal 2013, que culmina el 30 de septiembre e incluirán la disminución de 109 mil millones en los próximos nueve años.

En este sentido, Obama reconoció que las reducciones automáticas de fondos gubernamentales que entraron en vigor a partir del 1 de marzo afectan a sectores con menores ingresos, como los niños y ancianos que dependen de ayudas federales para subsistir.

De acuerdo con reportes de la prensa estadounidense, más de 225 mil familias que viven en refugios pueden quedar sin amparo ante la puesta en práctica de estos recortes y los planes de atención nutricional se verán obligados a excluir a millones de recién nacidos, hijos de mujeres con bajos ingresos económicos, embarazadas, ancianos y discapacitados.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.