Policía turca no cesa represión

Primer Ministro se reunirá mañana miércoles con líderes de las manifestaciones

Autor:

Juventud Rebelde

ANKARA, junio 10.— La policía turca dispersó este lunes por la noche con gases lacrimógenos a varios cientos de manifestantes en el centro de la capital, en el marco de un amplio movimiento de contestación que ya dura 11 días, contra el Gobierno islamista conservador del primer ministro Recep Tayyip Erdogan.

La policía antidisturbios rodeó la avenida Tunali Hilmi, bloqueada por barricadas pero hasta el momento al margen de los enfrentamientos que suceden en Ankara, obligando a los restaurantes de los alrededores a cerrar sus puertas con sus clientes en el interior para escapar a los gases  lacrimógenos.

La mayoría de los manifestantes huyeron después de dos cargas policiales.

Estos enfrentamientos se producen después de que Erdogan anunciara este lunes haber aceptado reunirse el miércoles con los líderes de las manifestaciones que exigen su dimisión para acabar con la crisis que sacude Turquía.

El vice primer ministro, Bulent Arinc, quien anunció la reunión tras un Consejo de Ministros, mantuvo un tono firme al indicar que «las manifestaciones ilegales no serán toleradas en Turquía», sin proporcionar más detalles.

Arinc no precisó quiénes representarán a los manifestantes que empezaron a salir a las calles en oposición a los planes urbanísticos del Gobierno, y que han asumido demandas políticas.

Algunos de los organizadores originales de las manifestaciones en Taksim se reunieron el lunes para discutir si se debe negociar o no el fin de la ocupación de la plaza. La remoción de algunas barricadas como gesto de buena fe podría ser una herramienta de negociación, apuntó Reuters.

Sin embargo, otros menos optimistas recordaron que el miércoles pasado presentaron sus exigencias al vice primer ministro Bulent Arinc, incluyendo la liberación de manifestantes detenidos y una prohibición a que la policía use gas lacrimógeno, pero que no habían recibido respuesta.

Como resultado de los enfrentamientos entre la policía y los manifestantes se reportan al menos tres muertos y unos 5 000 heridos, según el Colegio de Médicos de Turquía, citó PL.

El descontento ha perturbado a los inversores, que desde hace tiempo consideran a Turquía uno de los mercados emergentes más estables. La agencia de calificación crediticia Moody’s dijo que la incertidumbre prolongada podría afectar los ingresos por turismo y desacelerar las inversiones en los mercados de capital del país, dijo Reuters.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.