Médicos descartan desconectar a Mandela

Los médicos que atienden al expresidente sudafricano, Nelson Mandela, han descartadola posibilidad de desactivar los aparatos que lo ayudan a mantenerse con vida, mientras «no haya una falla de órganos vitales»

Autor:

Juventud Rebelde

CARACAS, julio 6.— Médicos que atienden al expresidente sudafricano, Nelson Mandela, no tienen previsto desconectarlo de la ventilación mecánica y están dispuestos a estabilizarlo hasta que se recupere, declaró a la prensa un amigo cercano de Madiba, según Telesur.

Denis Goldberg, un amigo cercano del expresidente sudafricano, Nelson Mandela, dijo el viernes a la prensa que los médicos descartaron desactivar los aparatos que lo ayudan a mantenerse con vida, mientras «no haya una falla de órganos vitales».

«Me dijeron que la cuestión había sido mencionada», pero los «médicos dijeron que sólo tomarían en cuenta esa opción en el caso de una verdadera falla de los órganos vitales. Como no ha sucedido están dispuestos a esperar y a estabilizarlo hasta que se cure», indicó.

Goldberg, activista antiapartheid y compañero de lucha de Mandela durante más de medio siglo, declaró que durante una visita que realizó a Madiba notó que es «claramente un hombre muy enfermo, pero estaba consciente».

Agregó que «trató de mover la boca y los ojos cuando hablé con él. Él era consciente de quién era yo».

El pasado miércoles Makaziwe Mandela, hija mayor del antiguo estadista, dijo que su padre estaba respirando por la máquina de soporte vital y que su estado «era peligroso».

Nelson Mandela de 94 años de edad fue llevado al hospital de Pretoria (noreste de Sudáfrica) el 8 de junio por una recaída de una infección pulmonar, problema que data de sus 27 años de prisión. Su situación se agravó el 23 de junio, y desde entonces Madiba se mantiene en estado crítico pero estable.

Mandela, que llevó al país a la democracia en 1994, dejó el cargo en 1999 después de cumplir un mandato como presidente de Sudáfrica. Ha recibido más de 250 premios durante cuatro décadas, incluyendo el Premio Nobel de la Paz 1993.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.