Snowden pide asilo a Rusia para poder viajar a América Latina

El ex técnico de la CIA aseguró que los países de Latinoamérica que le han ofrecido asilo político se han ganado el respeto del mundo y subrayó su deseo de viajar a ellos en cuanto pueda, al tiempo que expresó su agradecimiento a esas naciones

Autor:

Juventud Rebelde

MOSCÚ, julio 12.— El ex consultor de inteligencia estadounidense Edward Snowden pidió este viernes asilo a Rusia, con el fin de poder viajar después legalmente a América Latina, en tanto agradeció el apoyo de Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Venezuela, naciones que le ofrecieron la posibilidad de viajar a sus países.

«Les pido su ayuda para poder ir de forma segura a América Latina y pido asilo político a Rusia esperando que mi viaje sea realizado en la legalidad», añadió Snowden en un comunicado publicado tras un encuentro con organizaciones de derechos humanos en un aeropuerto de Moscú donde está bloqueado desde hace casi tres semanas, dijo AFP.

Washington reaccionó ante Rusia contra la posibilidad de otorgar a Edward Snowden lo que llamó «plataforma de propaganda» permitiéndole quedarse en el país, al punto de que el presidente Barack Obama hablará con su par ruso Vladimir Putin sobre el asunto, dijo el portavoz Jay Carney.

En tanto el ex técnico de la CIA aseguró que los países de Latinoamérica que le han ofrecido asilo político se han ganado el respeto del mundo y subrayó su deseo de viajar a ellos en cuanto pueda, al tiempo que expresó su agradecimiento a esas naciones.

Ante los representantes de organizaciones de derechos humanos internacionales con los que se reunió,  Snowden señaló, respecto a Venezuela, que con la concesión de asilo por parte del presidente Nicolás Maduro, «ahora mi estatuto de asilado es formal, y ningún Estado tiene derecho a limitar o interferir en mi derecho a gozar de ese asilo», aseguró en sus palabras.

Snowden reveló en Hong Kong el pasado mes de junio al diario británico The Guardian, un gigantesco programa de espionaje de Estados Unidos a ciudadanos y países aliados, justificó su actuación porque —dijo— esos actos violan la ley y la Constitución de EE.UU. y consideró que «lo inmoral no se puede hacer moral mediante el empleo de leyes secretas».

Aseguró que «hice lo que creía justo, no buscaba enriquecerme ni vender secretos de EE.UU.» y afirmó que no pactó con ningún Gobierno extranjero para garantizar su seguridad. «Era lo que tenía que hacer y no lo lamento».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.