En peligro de muerte presos en huelga de hambre

El abogado de uno de los reclusos manifestó a un portal de noticias alemán que la situación podría dejar víctimas fatales

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, agosto 1.— La huelga de hambre que llevan adelante decenas de presos en la cárcel estadounidense de la ilegal Base Naval de Guantánamo pronto podría dejar víctimas fatales, según manifestó el abogado David Remes.

«Algunos perdieron unos 20 kilos de peso, algunos solamente pesan 45 kilos», explicó el jurista —que representa a varios de estos presos— al portal de noticias alemán stern.de, según lo citó la agencia noticiosa DPA.

Remes, al asegurar que los reclusos se encuentran desesperados, declaró: «Y yo pronostico que habrá hombres que morirán».

Desde el 6 de febrero unos cien detenidos, de los 166 que están recluidos en el campo de concentración estadounidense, realizan la huelga de hambre, y 45 de ellos están siendo alimentados por la fuerza, lo que se ha denunciado como un método de tortura.

Los presos en huelga protestan por los abusos cometidos en su contra y las condiciones precarias de su detención durante más de una década sin que se les impute acusación oficial alguna a la mayoría de ellos, agregó PL.

Los detenidos rechazan además el confinamiento por tiempo indefinido, los registros a sus pertenencias y la confiscación de libros del Corán, el texto sagrado de los musulmanes.

Un informe del Pentágono publicado el miércoles reconoce que la cárcel en la ilegal base de Guantánamo cuesta a los contribuyentes estadounidenses cerca de mil millones de dólares anualmente y el promedio de gastos por cada prisionero es de dos millones 700 000 dólares al año.

Tras asumir su primer mandato en 2009 el presidente Barack Obama firmó una orden ejecutiva para cerrar la prisión, pero desde entonces ha tenido que enfrentar fuertes obstáculos en el Congreso que impiden cumplir la promesa que hiciera desde su primera campaña electoral por la presidencia.

Por su parte, AFP reporta que de los 166 detenidos en Guantánamo, 86  fueron designados como transferibles a su país de origen por el Gobierno de Obama, pero continúan en esa prisión. Otros 46 están detenidos de forma ilimitada, sin inculpación formal ni proceso de pruebas, pero son considerados «demasiado peligrosos» para ser liberados.

De esos detenidos «transferibles», 56 son de origen yemenita y este jueves Obama recibe a su homólogo yemenita, Abd Rabo Mansur Hadi, para abordar ese tema, apunta la agencia noticiosa francesa.

Los dos mandatarios hablarán de «un refuerzo suplementario de nuestra colaboración antiterrorista» así como del «retorno de los detenidos yemenitas en Guantánamo, que han recibido luz verde para una transferencia», se limitó a señalar el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.