Ordenan detener a colombianos que planeaban magnicidio contra Nicolás Maduro

Los sicarios fueron detenidos a mediados de agosto en el estado Miranda por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, quienes venían haciéndole seguimiento desde que ingresaron a territorio venezolano

Autor:

Telesur

CARACAS, AGOSTO 27.— El Ministerio Público de Venezuela logró privativa de libertad para los colombianos Víctor Johan Gueche Mosquera (22) y Erick Leonardo Huerta Ríos (18), quienes presuntamente fueron contratados para atentar contra la vida del presidente de la República, Nicolás Maduro, y del presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello.

Los ciudadanos, de nacionalidad colombiana, fueron detenidos a mediados de agosto en el estado Miranda (norte del país), por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), quienes venían haciéndole seguimiento desde que ingresaron a territorio venezolano.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó a través de su cuenta en la red social Twitter (@NicolasMaduro) que se comunicó con su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, para agradecer la colaboración de las autoridades de ese país para identificar a la banda contratada para realizar el crimen.

«Ayer hablé con el Pres.Santos, le agradecí la cooperación que permitió identificar esta banda de sicarios colombianos, la investigación avanza», afirmó Maduro.

El jefe de Estado venezolano agradeció además «la solidaridad de la gente buena de nuestra Patria, ante la captura de sicarios colombianos, elevemos las Alertas y la Conciencia!!».

Maduro lamentó que la oposición venezolana haya tomado a burla la presentación de las pruebas del atentado que se planificaba contra su persona y el presidente del parlamento.

«La derecha fascista se burla irresponsablemente de las graves pruebas mostradas, es una mueca sospechosa que los descalifica políticamente», agregó el dignatario venezolano.

En la habitación del hotel, donde se encontraban alojados los dos colombianos, fueron hallados dos fusiles AR-15, así como mil 598 proyectiles para este tipo de armas, 10 uniformes pertenecientes a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y una fotografía del presidente Maduro y del diputado Cabello.

Los fiscales 24° nacional y el 1° del estado Miranda, Didier Rojas y Jimmy Hernández, respectivamente, imputaron a los dos jóvenes colombianos por presuntamente incurrir en los delitos de magnicidio en grado de tentativa, tráfico de armas y municiones, y asociación para delinquir.

Las autoridades de Venezuela informaron el lunes sobre la detención de dos colombianos quienes tenían órdenes de asesinar al presidente de ese país, Nicolás Maduro, o en su defecto al titular de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello. El operativo fue denominado «carpeta amarilla».

En una rueda de prensa ofrecida por el ministro de Interior de Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres, señaló que los jóvenes identificados como Víctor Joan Gueche Mosquera y Erick Leonardo Huerta Ríos fueron detenidos el pasado 15 de agosto en un hotel ubicado en la carretera Panamericana que une a Caracas con los Altos Mirandinos.

Posteriormente, el presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Diosdado Cabello, añadió que tienen pruebas que confirman que detrás de los últimos planes de magnicidio frustrados por las autoridades venezolanas está el expresidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez, en conjunto con la extrema derecha de Venezuela.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.