Afganistán: ataque a consulado norteamericano deja varios muertos

Un suicida detonó explosivos en un coche justo frente a un edificio diplomático estadounidense en Afganistán, mientras insurgentes armados atacaron el complejo

Autor:

Juventud Rebelde

HERAT, Afganistán, septiembre 13.— El consulado de Estados Unidos en la ciudad de Herat, al oeste de Afganistán, fue objeto de un atentado con coche bomba que se cobró la vida de al menos siete personas y dejó un mínimo de 17 heridos, un ataque que de inmediato fue reivindicado por fuerzas talibanes que rechazan la presencia de tropas norteamericanas en su país, reporta Telesur .

Los talibanes que se atribuyeron la responsabilidad del ataque revelaron que este fue producto de un suicida que detonó los explosivos en un coche bomba, justo frente al edificio diplomático estadounidense, mientras que otros combatientes armados atacaron el complejo, originando un enfrentamiento directo con las fuerzas de seguridad y una segunda explosión.

«Las fuerzas afganas y los guardias de seguridad del consulado de Estados Unidos en Herat han derrotado a los atacantes. (…) Todas las fuerzas enemigas han muerto», ha informado la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF) a través de su cuenta en la red social Twitter.

De acuerdo con medios locales, la segunda explosión se confirmó en el estacionamiento del consulado. La agencia Russia Today (RT) citó a testigos que denunciaron a las tropas estadounidenses por «disparar al azar» cerca de la sede diplomática, aunque la información aún no ha sido verificada.

Fuentes médicas relataron que los guardias del edificio diplomático se encuentran entre los heridos y que el número de víctimas podría aumentar. De momento, los heridos fueron trasladados al hospital cercano del lugar de explosión para recibir los tratamientos correspondientes.

Por su parte, el Departamento de Estado de Estados Unidos confirmó que no hubo víctimas fatales de su país.

Este atentado, perpetrado tras el aniversario de los ataques del 11 de septiembre en Nueva York (EE.UU.) es el más reciente de la ola de violencia dirigida a las tropas estadounidenses que se preparan para retirarse de Afganistán en 2014.

Las tropas extranjeras invadieron el país asiático en 2001, bajo el pretexto de luchar contra el terrorismo y establecer la seguridad.

El próximo año termina la misión de combate de la OTAN, solamente si el Gobierno de Kabul acepta concederles inmunidad jurídica, aunque Washington ha manifestado su interés en mantener nueve bases militares en ese país, mientras los talibanes exigen la retirada total de las fuerzas extranjeras.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.