Siria hace el tema de la 68 Asamblea General de ONU

El respeto a la soberanía de las naciones y una solución política en el Levante centraron los debates de la primera jornada. Representantes africanos condenan bloqueo a Cuba

Autor:

Juventud Rebelde

NACIONES UNIDAS, septiembre 24.— La Asamblea General de las Naciones Unidas inició su 68 período de sesiones este martes, bajo la presidencia de John Ashe, representante permanente de Antigua y Barbuda, y con los discursos del secretario general Ban Ki-moon y la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, quienes fueron seguidos por un buen grupo de Jefes de Estado y Gobierno que, en su mayoría, hicieron referencia al conflicto en Siria, así como a otros puntos centrales del debate de la comunidad mundial, como el espionaje masivo practicado por Estados Unidos contra el mundo, y la reforma del Consejo de Seguridad de la ONU.

La presidenta brasileña Dilma Rousseff comenzó «de manera enfática, severa y sin titubeos», al decir de la agencia DPA, la cruzada mundial contra la práctica del espionaje electrónico, a la que calificó de ofensiva y violatoria de los derechos humanos.

Dijo que esa práctica provocó «indignación y repudio en amplios sectores de la opinión pública mundial», y puntualizó: «en Brasil la situación fue más grave porque fuimos un blanco de esta intromisión. Datos personales de los ciudadanos fueron interceptados indiscriminadamente. Información corporativa, a menudo de alto valor económico e incluso estratégico, estuvo en la mira del espionaje. Misiones diplomáticas brasileñas, entre ellas la Misión Permanente ante las Naciones Unidas y la misma oficina de la Presidenta de la República, tuvieron sus comunicaciones interceptadas», citó AP a la presidenta Rousseff.

Ban Ki-moon centró buena parte de su discurso en el conflicto en Siria y llamó a una solución política, advirtiendo que pensar en una militar era una ilusión, por lo que apuntó la necesidad de que ambas partes se sienten a la mesa de negociaciones para poner fin al «mayor desafío a la paz y la seguridad en el mundo», apuntó AP.

Ban exhortó al Consejo de Seguridad de la ONU a adoptar una resolución «ejecutable» sobre un acuerdo entre Estados Unidos y Rusia para poner las armas químicas de Siria bajo control internacional, a fin de destruirlas, una resolución sobre la que hay divergencias notables entre Washington y sus aliados, por una parte, que tratan de impulsar una intervención militar externa, y Rusia y muchos otros países que abogan por la solución política y con respeto a la soberanía siria.

Tanto el presidente de EE.UU. Barack Obama, como el francés Francois Hollande, abogaron por «consecuencias» y medidas «coercitivas» contra el Gobierno sirio, mediante una resolución del Consejo de Seguridad basada en el Capítulo 7 de la Carta de la ONU, que admite el uso de la fuerza y acciones armadas. «Es la guerra más mortal del siglo», citó la agencia DPA a Hollande, quien con esa definición desconocía lo ocurrido en las invasiones y ocupación de Iraq y Afganistán por parte de su aliado Estados Unidos y otros países de la OTAN, de la cual forma parte.

El presidente iraní, Hassan Rohani, en su primera vez en el podio de la ONU —discurso que fue transmitido en vivo por el canal Telesur—, dijo que Irán quiere resolver problemas y no crearlos, y subrayó que su programa nuclear tiene fines estrictamente pacíficos. Además, expresó que Irán no plantea ningún tipo de amenaza para la región, y a la vez denunció la represión contra los palestinos y la tragedia humana en Siria, donde algunos actores externos han inyectado armas a grupos extremistas en el intento de cambiar la situación regional. También condenó cualquier uso de armas químicas y saludó el paso de Siria de adherirse a la Convención internacional sobre este armamento.

Este discurso no fue escuchado por la delegación de Israel, ausente del plenario siguiendo instrucciones del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, como acostumbra a hacer para mantener el enfrentamiento con Irán.

El presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU), John Ashe, al abrir el debate anual de alto nivel de los 193 miembros de la ONU, dijo que se espera que la nueva agenda de desarrollo, diseñada para definir el desarrollo global después del año 2015, «tenga la erradicación de la pobreza como su meta central y general», apuntó Xinhua, un tema al que pocos de los que hablaron este martes aludieron, a pesar de su importancia para la estabilidad y el bienestar de la población mundial.

Un total de 34 mandatarios intervinieron en el plenario de la primera jornada, en el edificio de cristal junto al East River de Nueva York, entre ellos los de Estados Unidos, Sudáfrica, Bulgaria, Francia, Mozambique y Líbano.

De América Latina hablaron Dilma Roussef (Brasil), Sebastian Piñera (Chile), Juan Manuel Santos (Colombia), Laura Chinchilla (Costa Rica), Horacio Cartes (Paraguay), José Mujica (Uruguay) y Cristina Fernández (Argentina).

Tanto el presidente de Mozambique, Armando Guebuza, como el de Sudáfrica, Jacob Zuma, se pronunciaron por la transformación del Consejo de Seguridad de la ONU, y pidieron el fin del bloqueo estadounidense contra Cuba, reportó Prensa Latina.

Guebuza dijo que se debe buscar la solución a los conflictos en el planeta desde la óptica del multilateralismo y de los principios de la Carta de la ONU y no desde el criterio de un país o grupo de Estados, y reiteró la necesidad de ponerle fin al unilateral cerco económico, comercial y fnanciero de EE.UU. a Cuba.

Por su parte, Jacob Zuma, al denunciar el bloqueo estadounidense contra la Isla, recalcó su especial afecto por el pueblo cubano, en virtud de su enorme sacrificio por la liberación de África. También insistió en que toda la ONU debía ponerse como meta celebrar el aniversario 70, en 2015, con un Consejo de Seguridad reformado y democrático.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.