Consecuencias genéticas de guerra en Iraq son desestimadas por la OMS - Internacionales

Consecuencias genéticas de guerra en Iraq son desestimadas por la OMS

Según un reporte del diario The Guardian, La Organización Mundial de la Salud ha encubierto las consecuencias del uso de uranio empobrecido durante la invasión al país árabe

Autor:

Juventud Rebelde

LONDRES, octubre 15.—Expertos, citados por el diario británico The Guardian, resaltaron que un informe publicado el mes pasado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) desestima el impacto de las acciones de las tropas aliadas en el acervo génico de los iraquíes.

La Organización Mundial de la Salud ha encubierto las consecuencias del uso de uranio empobrecido durante la invasión en Iraq, afirmaron varios ex trabajadores del organismo internacional.

Afirman que el reporte de este organismo de la ONU fue escrito bajo presión política y su objetivo era ocultar las evidencias científicas de la catástrofe ambiental producida por la operación militar, refiere RT.

El documento presentado por el organismo internacional afirma que la tasa de trastornos congénitos y enfermedades infantiles en Iraq está dentro de los límites.

Sin embargo en el documento ni siquiera se consideraron los registros médicos de los hospitales iraquíes

«Este documento no tiene nada de índole científica. Los médicos iraquíes registran una cantidad mayor de defectos congénitos que los datos del reporte», afirmó el doctor Keith Baverstock, un experto en el impacto de radiación que trabajó 13 años para la OMS.

Varios estudios recientes en este país advirtieron sobre tasas de malformaciones congénitas preocupantes en zonas en las que los soldados estadounidenses, británicos y otras fuerzas de la coalición lanzaron munición altamente tóxica.

Durante la guerra en Iraq, desatada en 2003 contra el régimen de Sadam Husein, el país se convirtió en un montón de basura tóxica: fósforo blanco, uranio empobrecido, residuos de bombas termobáricas..., refiere el sitio digital.

Como consecuencia de la contaminación, muchas mujeres dan a luz a bebés con malformaciones, sufren abortos o incluso evitan tener hijos.

El índice de malformaciones congénitas en Faluya, ciudad iraquí situada 65 kilómetros al oeste de Bagdad, es 13 veces mayor que la tasa de Europa.

Mientras tanto, «EE.UU. y el Reino Unido han mostrado pocas ganas de precisar dónde se utilizaron misiles con uranio empobrecido, lo que podría sacar a la luz la correlación [con las enfermedades]», aseguró Baverstock.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.