Propuestas, leyes y batallas en Venezuela

El presidente Nicolás Maduro afirmó que el Plan de la Patria debería ser una carta de navegación para todos los que sean electos en los los comicios del próximo 8 de diciembre

Autor:

Osviel Castro Medel

CARACAS.— Nuevamente el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela puso la propuesta sobre la mesa: un gran diálogo nacional después de los comicios del 8 de diciembre, en los que se escogerán 335 alcaldes municipales, dos alcaldes metropolitanos y 2 455 concejales.

Es por lo menos la cuarta vez en los últimos siete días que el mandatario formula esta invitación a todos los que resulten electos el próximo domingo, sin distinción de partidos políticos, pero esa idea sigue siendo ignorada o minimizada por los grandes medios de comunicación.

En esta oportunidad, Nicolás Maduro habló del diálogo social en el salón Ayacucho del Palacio de Miraflores al recibir —de manos del presidente del parlamento, Diosdado Cabello— el Plan de la Patria, aprobado el martes en la Asamblea Nacional, para convertirlo en Ley de la República.

Pero también hizo hincapié en que ese documento, que sirvió como programa de Gobierno de Hugo Chávez en 2012, debería ser una carta de navegación de todos los que sean electos el domingo y completar la «ecuación» para ejercer el mandato popular.

«Este Plan de la Patria no es un plan improvisado, no es un plan sacado de un grupo de bufetes, asesores, analistas, de expertos en marketing internacional, para ver cómo se engañaba al pueblo venezolano (...) con un conjunto de propuestas vacías, falsas, muy atrayentes, pero que jamás se cumplirían», dijo el dignatario para luego argumentar que la propuesta de la derecha para las elecciones presidenciales de octubre de 2012 y las de abril de este año tenía un marcado carácter neoliberal.

Al hablar ante ministros, diputados y colaboradores, Maduro se refirió también a los parlamentarios opositores que en la jornada del martes votaron contra el Plan, una acción que, según dijo, el pueblo debe seguir de cerca, interpretarla y sacar las conclusiones.

También recordó que después de la Ley Habilitante ya han sido aprobados tres decretos fundamentales contra la guerra económica: uno referido a las ganancias de los productos importados, otro al precio de los arrendamientos de locales para el comercio y el más reciente para colocar importes no exorbitantes a los automóviles. Y adelantó que en los próximos días continuarán los anuncios para solidificar la economía, que quiere ser saboteada —según expuso— por entes empresariales como Fedecámaras.

Por cierto, subrayó que la ofensiva en ese terreno estará acompañada de una batalla sin cuartel contra la corrupción para ir creando una nueva ética política en la sociedad, algo que es más que una necesidad imperiosa para que la Revolución se mantenga y pueda crecer.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.