Mirar el sol de América - Internacionales

Mirar el sol de América

Delegados cubanos tuvieron un emotivo encuentro de solidaridad en la sede del Parlamento ecuatoriano, con la presencia de su presidenta Gabriela Rivadeneira. Destacan impronta de la Revolución Cubana

Autores:

Mayte María Jiménez
Yoelvis Lázaro Moreno Fernández

QUITO, Ecuador.— Como un diálogo entre lo antiguo y lo contemporáneo se define arquitectónicamente el edificio sede de la Asamblea Nacional de Ecuador, ese donde la delegación cubana al Festival mundial juvenil tuvo un emotivo encuentro de solidaridad y amistad, donde no faltó el agradecimiento sincero, el apoyo incondicional y la reverencia a la Revolución Cubana como paradigma de los movimientos de izquierda en América Latina.

Gabriela Rivadeneira, presidenta del Parlamento, hizo una especial felicitación a la comitiva criolla, con la afirmación de que «complace tenerlos aquí, en este espacio de absoluta solidaridad y hermandad, y de respeto a la lucha del pueblo cubano, pues siempre hemos acompañado a la hermana República de Cuba.

«Para nosotros escuchar Cuba, Fidel, Raúl, es significado de la lucha por la dignidad y la resistencia, y esta ha sido una guía en el proceso de formación política de los ecuatorianos», valoró.

«Mantenemos como una de las principales consignas la esperanza de que otro mundo mejor es posible, y frente a las hegemonías imperialistas nacen las alternativas de los países de Latinoamérica», señaló.

Gabriela Rivadeneira resaltó en este proceso de transformación el papel de la Revolución Ciudadana que vive Ecuador, con su presidente Rafael Correa. «Pero no podríamos estar aquí, si no tuviéramos esos referentes históricos», afirmó.

Precisó que, no obstante, lo logrado es solo el inicio de todo cuanto merece el pueblo ecuatoriano, y que la lucha por la justicia y la transformación social se mantiene, con la guía del Presidente.

Valoró que este encuentro tiene un significado especial, pues se trata de un intercambio por la paz, la unidad, el amor y la solidaridad, a propósito del Día Mundial de los Derechos Humanos, como hijos dignos de Eloy Alfaro y José Martí.

«Qué mejor unión que la de Cuba y Ecuador, países y pueblos hermanos que han luchado y llevado adelante los procesos de izquierda, en pos de la justicia social», dijo.

Seguidamente denunció el criminal bloqueo del Gobierno estadounidense contra Cuba, una política que catalogó de genocida y que debe tener fin ya.

Apuntó que justamente este Festival, esta unión de las juventudes de todo el mundo, se convierte en un recordatorio al imperialismo de que nuestros pueblos siguen luchando por su soberanía.

La líder del legislativo mencionó el ejemplo que representan hoy Fidel, Alfaro y Martí, en la continuidad del espíritu revolucionario en los procesos de transformación de Latinoamérica.

Contra el egoísmo

En el Palacio de Gobierno ecuatoriano, con forma de cubo, su plano superior mira al sol de forma casi mágica, convirtiéndose en el atractivo más interesante de la Plaza Luz de América. Allí, desde su interior, los jóvenes se conectaron en esa luz de esencia y sueños de renacer de una América nueva.

Ello lo dejó sentado Yuniasky Crespo, primera secretaria de la Unión de Jóvenes Comunistas de Cuba, durante el encuentro.

La solidaridad entre los pueblos es el antídoto más eficaz y la mejor coraza contra los egoísmos que amenazan con mantener separadas a los pueblos del mundo, aseguró. La dirigente juvenil señaló que del pueblo ecuatoriano siempre hemos recibido muestras de solidaridad, que nos traen a la mente la relación de pensamiento y espíritu de Eloy Alfaro y José Martí.

Al decir de la dirigente juvenil, ambas naciones están unidas en ese mundo de lucha por la paz y la justicia social, con fraternales y profundas relaciones.

Desde Ecuador hemos encontrado un amplio respaldo a la causa de nuestros Cinco Héroes, y confiamos en que gracias a estos gestos solidarios, que se suman a otros de todo el mundo, ellos regresarán a la patria, valoró.

Yuniasky reconoció la tradición de amistad que nos une. Recordó que tras el paso del huracán Sandy por la región oriental cubana, Ecuador apoyó en la edificación de 1 500 viviendas y la reparación de otras 1 500, y de la Universidad Médica santiaguera.

«Es por eso que todos nos sentimos a gusto aquí. El Ecuador nos recibe en un espacio de combate y lucha, de reflexión y diálogo, y nos ratifica que no estuvimos equivocados cuando respaldamos la candidatura para la realización de este Festival», subrayó.

De utopías y derechos

Para Ricardo Patiño, ministro de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana de Ecuador, la solidaridad incondicional es lo que siempre han recibido de Cuba. «Ustedes sí cumplen los derechos humanos. Ya quisiéramos ver que los países del Norte dedicaran tanto esfuerzo para formar a miles de médicos latinoamericanos de forma gratuita», comentó.

Patiño hizo reverencia a Fidel, «ese hombre maravilloso al que le debemos el ejemplo inquebrantable de dignidad y heroísmo».

También realizó un llamado especial para aunar fuerzas a favor de la causa de los Cinco. «Debemos reconocer a esos grandes hombres que han luchado por proteger a su gente, y nunca sabremos cuántas vidas salvaron».

Denunció la falsa moral del Gobierno estadounidense, pues el mundo empieza a conocer los dispositivos de espionaje que posee. «El día en que se mida a sí mismo, con la misma vara que aplica al resto del planeta, ese día se habrá firmado la defunción del imperialismo», precisó.

María Augusta Calle, presidenta de la Coordinadora de Amistad y Solidaridad con Cuba, destacó el apoyo del presidente ecuatoriano Rafael Correa a la Isla. Recordó el momento en que se desarrollaría la Cumbre de las Américas, de 2012, cuando Correa se negó a asistir, pues las presiones estadounidenses no permitieron que Cuba fuera invitada.

La bandera de la Mayor de las Antillas siempre ha estado cerca del corazón y la vida ecuatoriana. Miles de sus hijos han sido formados en Cuba como médicos, miles han recuperado la vista y lo siguen haciendo gracias a la Misión Milagro, y otros miles de compatriotas se han atendido en el sistema de salud cubano, agradeció.

Unidos por una causa justa

Por su lealtad, gratitud y el compromiso con la justicia y la paz, la delegación cubana entregó un reconocimiento especial a personalidades e instituciones de Ecuador solidarias con Cuba, entre ellas el presidente Rafael Correa, la Coordinadora Ecuatoriana de Amistad y Solidaridad con Cuba; a Ricardo Patiño, ministro de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana; a la Asociación de Padres y Madres residentes en Ecuador y a la Asociación de Cubanos residentes en este país.

Además fueron reconocidas la Fundación Guayasamín, el Comité pro Justicia y libertad para los Cinco y la Asamblea Nacional de Ecuador.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.