Renuncia ministro de Economía de Uruguay por caso Pluna

Justicia procesó a ex gerente general de la aerolínea por estafa

Autor:

Juventud Rebelde

MONTEVIDEO, diciembre 21.— La Justicia uruguaya procesó hoy con prisión al empresario argentino Matías Campiani, ex gerente general de la aerolínea Pluna, que dejó de operar en julio de 2012, caso por el que renunció en la jornada el ministro de Economía, Fernando Lorenzo.

La jueza Adriana de los Santos, procesó también a los socios de Campiani, Sebastián Hirsch y Arturo Alvarez y tipificó a los tres el delito continuado de estafa especialmente agravada, y la magistrada dará las razones del procesamiento en 48 horas, reportó ANSA.

Por otra parte, la Justicia debió aplazar un pronunciamiento sobre el hasta hoy ministro de Economía, Fernando Lorenzo, quien renunció a su cargo, y sobre el presidente del Banco República, estatal, Fernando Calloia.

La defensa de los funcionarios interpuso un recurso de inconstitucionalidad sobre el delito de abuso de funciones, lo que obligó a postergar el fallo sobre sus responsabilidades.

Campiani declaró el viernes, mientras que Lorenzo y Calloia lo hicieron en la jornada, a efectos de explicar el otorgamiento de un aval de 13,9 millones de dólares a una empresa española denominada Cosmo, para participar de un remate de siete aviones Bombardier de la ex Pluna, que luego fracasó.

Luego del remate se demostró que Cosmo era una empresa inexistente y que el único ofertante en la subasta, Hernán Calvo, que se presentó bajo el nombre de Antonio Sánchez, era en realidad un testaferro del empresario argentino, Juan Carlos López Mena, titular de la firma de transporte fluvial Buquebús.

Por las condiciones de ese remate, que se llevó a cabo en octubre de 2012 y las repercusiones políticas que generó, López Mena desistió de quedarse con los aviones, aún hoy aparcados en el Aeropuerto Internacional de Carrasco, en Montevideo, agregó ANSA.

El Gobierno del presidente José Mujica decretó el cierre de Pluna el 5 de julio de 2012, semanas después de desplazar al socio del Estado en la empresa, el grupo privado Leadgate a cuyo frente estaba Campiani, y tras revelarse un pasivo de 301 millones de dólares.

El cierre de Pluna dejó sin trabajo a unos 800 empleados, que están en un seguro de desempleo especial mientras se concreta la conformación de una nueva aerolínea. Además, perjudicó a unas 3.000 personas que habían comprado pasajes y no los pudieron utilizar, dijo ANSA.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.