Gobierno de Sudán del Sur recupera vital zona petrolera

El rescate de la ciudad de Malakal, tras ser tomada el miércoles por los insurgentes, fue parte de una maniobra que comenzó con una retirada táctica, para luego acometer con todas las fuerzas contra esa posición

Autor:

Juventud Rebelde

JUBA, diciembre 26.— El Gobierno de Sudán del Sur anunció este jueves haber recuperado la ciudad de Malakal, capital del estado de Junglei, importante por sus recursos petroleros.

El éxito en la operación de este jueves se suma a una victoria similar el martes último en Bor, de Alto Nilo. Juntas conceden al Gobierno el control de dos de las más importantes regiones petroleras del país, que depende en un 98 por ciento de la explotación del crudo.

El rescate de Malakal, tras ser tomada el miércoles por los insurgentes, fue parte de una maniobra que comenzó con una retirada táctica ese día, para luego acometer con todas las fuerzas contra esa posición, explicó el portavoz militar Philip Aguer, citado por PL.

Los soldados continúan las operaciones para expulsar a los sediciosos de las dos importantes regiones petroleras, ocupadas, tras combates durante una semana y para recuperar Bentiu, capital de la provincia de Unidad, bajo control opositor, añadió el oficial.

La campaña guerrera prosigue en general en las áreas con presencia de fuerzas leales al ex vicepresidente Riak Mashar, acusado por el Gobierno de las hostilidades exacerbadas por el intento de golpe de Estado de mediados de este mes.

Mientras, en Juba, la capital, se mantuvieron conversaciones para poner fin a la violencia con la participación del presidente sudsudanés, Salva Kiir, y su homólogo keniano Uhuru Kenyatta, así como el jefe de gobierno etíope Hailemariam Desalegn.

Riek Machar, que está enemistado con el presidente Kiir, no participó en este encuentro, en el que se abordaron el cese de hostilidades, la crisis humanitaria provocada por la violencia y las posibilidades de un diálogo político, según informó el Ministro etíope, dijo EFE.

Kiir se comprometió a dialogar con su principal rival político la próxima semana en Etiopía, para intentar encontrar una solución a la crisis, según declaraciones difundidas por la televisión sudsudanesa, aunque no precisó si aceptará algunas de las condiciones impuestas por Machar, como la liberación de presos políticos.

Por su parte, Estados Unidos, uno de los «garantes del acuerdo de paz» entre Juba y Jartum, reiteró a los protagonistas del conflicto en el joven Estado africano que dejaría de brindar apoyo en caso de que se diera un golpe militar, reportó AFP.

El enviado especial del Gobierno estadounidense para Sudán y Sudán del Sur, el embajador Donald Booth, sigue en Juba, de donde fueron evacuados los norteamericanos que se encontraban en Sudán del Sur, por el Ejército de EE.UU. En el país africano quedó una treintena de ellos, y el Pentágono desplegó 150 marines y equipamientos desde Djibouti hasta la vecina Uganda.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.