Muchas caras reciben el 2014 - Internacionales

Muchas caras reciben el 2014

Cada persona dio la bienvenida, «a su manera», al nuevo año que comienza. Las curiosidades de las celebraciones o las situaciones insólitas no faltaron en disímiles países del orbe

Autor:

Juventud Rebelde

Progresivamente, el mundo ha dado la bienvenida al 2014, mientras nuestro planeta seguía girando alrededor del Sol. En muchas ciudades hubo magnificencia y los cielos se iluminaron con espectaculares fuegos pirotécnicos que consumieron toneladas de pólvora y también miles de millones de dólares, euros o cualquiera que sea la unidad monetaria en el lugar de los festejos. Algunas competían por entrar en el Libro Guinness de los récords.

Cada persona recibió «a su manera» el 2014. Desde el miedo, la incertidumbre y el llanto entre los 180 000 desplazados de Sudán del Sur, el conflicto más reciente que sacude al más nuevo país de África y del orbe, hasta la alegría del reencuentro de las familias palestinas con los 26 excarcelados tras más de 20 años en las prisiones de Israel.

Las curiosidades de las celebraciones o las situaciones insólitas no faltaron.

En las islas de Tonga, en el Pacífico, dieron la bienvenida a 2014 con un festival religioso que culminó con el lanzamiento al aire de «cañones» de bambú.

Los 74 pasajeros y tripulantes del buque ruso Akademik Sholskaski, atrapados desde el 24 de diciembre en los hielos de la Antártida sin que un buque chino y otro australiano hayan podido rescatarlos, pusieron buena cara a la situación e improvisaron un himno para saludar el Nuevo Año: «es divertido hacer ciencia en la Antártida», cantaron, aunque añadieron: «es una gran pena continuar bloqueados aquí».

Mientras Sydney, Hong Kong, y otras ciudades de Asia y el Pacífico se iluminaban por el jolgorio; dicen que en Japón la celebración fue calmada y discreta, con algunos fuegos artificiales y visitas masivas a templos. También en Filipinas, las celebraciones previstas estuvieron atenuadas por el recuerdo del paso del tifón Haiyan, aseguraba AFP.

Ciudad del Cabo rindió homenaje al ex presidente sudafricano Nelson Mandela, fallecido el 5 de diciembre, con un concierto, fuegos artificiales y  la proyección en 3D, en la fachada del ayuntamiento, de una retrospectiva en imágenes de la vida del Premio Nobel de la Paz.

Y unos 2,3 millones de personas, un tercio de los cuales serán turistas, disfrutarían de los tradicionales conciertos al aire libre en la playa de Copacabana en Río de Janeiro, donde 11 barcos anclados a 400 metros lanzarían durante 16 minutos, 24 000 cohetes.

Se va un año, comienza otro, y el mundo olvida por unos segundos sus múltiples penas y problemas. También se merece la esperanza.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.