Acusa Rusia a Ban Ki-moon de doblegarse ante los «enemigos de Siria»

El Canciller ruso consideró un «error» la decisión de la ONU de renunciar a invitar a Irán a la conferencia de paz sobre Siria. «Quienes exigieron retirar la invitación a Irán son aquellos que insisten en que el comunicado de Ginebra y su aplicación deben ser completados con el cambio de Gobierno», denunció

Autor:

Juventud Rebelde

El ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, consideró un «error» la decisión de la ONU de renunciar a invitar a Irán a la conferencia de paz sobre Siria que empieza el miércoles en Suiza, informa Telesur.

Los actos ceremoniales del encuentro para la paz en Siria, comienzan este miércoles en la ciudad de Montreux, al oeste de Suiza. No obstante, la Conferencia en Ginebra empezará el día 24 de enero y se espera que cuente con la presencia de la oposición siria.

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, lamentó que el secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, se haya rendido ante los intereses de los «enemigos de Siria», al retirar la invitación que había extendido a Irán para que asistiera a la Conferencia de Paz sobre Siria, también denominada Ginebra II.

«Cuando el Secretario General de la ONU dijo que se vio obligado a retirar la invitación a Irán porque este país no comparte los principios de normalización establecidos en el comunicado de Ginebra, sus palabras constituyeron una frase bastante astuta», aseveró Lavrov.

El Canciller ruso denunció que «quienes exigieron retirar la invitación a Irán son aquellos que insisten en que el comunicado de Ginebra y su aplicación deben ser completados con el cambio de Gobierno», hecho que considera «una interpretación injusta de los Acuerdos de Ginebra».

Para Lavrov, los objetivos de la Coalición Nacional Siria -grupo opositor que exigió retirar la invitación a Irán para que Ginebra II concluya necesariamente con un cambio de Gobierno en Siria- no coinciden con lo acordado en las negociaciones ruso-estadounidenses, previas a la Conferencia.

«La Coalición Nacional Siria es una estructura formada en el exterior (de Siria), patrocinada por actores exteriores. Su objetivo desde el principio ha sido el cambio de Gobierno» del presidente Bashar al-Assad, destacó Lavrov.

Asimismo, recordó que la postura ruso-estadounidense se centra en el inicio del diálogo entre las partes y el cumplimiento del comunicado final de la primera conferencia de paz de Ginebra (junio de 2012), que prevé la creación de un Gobierno de transición.

Por ello, afirmó hoy que la decisión del titular de la ONU «es un error, pero no es ninguna catástrofe». Sin embargo, adelantó que la ausencia de Irán «no ayudará a los esfuerzos para garantizar la unidad del mundo musulmán en la lucha contra el terrorismo, que es una amenaza para todos nosotros y para todos los musulmanes».

Por último, el jefe de la diplomacia rusa lamentó que la actitud de Ban Ki-moon «no haya añadido prestigio a Naciones Unidas».

Los actos ceremoniales del encuentro para la paz en Siria, también denominado Ginebra II, comienzan este miércoles en la ciudad de Montreux, al oeste de Suiza. No obstante, la Conferencia en Ginebra empezará el día 24 de enero y se espera que cuente con la presencia de la oposición siria.

Precisamente, la Coalición Nacional Siria decidió finalmente acudir a la Conferencia, después de amenazar con no participar por la invitación de Irán a la reunión. El Secretario General de la ONU decidió retirar la invitación a Teherán, después de que la Coalición advirtiera de que no iría a la reunión.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.