Jefe de la Usaid abordará en Senado de EE.UU. plan subversivo contra Cuba

Ministro de Comunicación de Costa Rica calificó de «afrenta grave» la operación clandestina que estableció la agencia desestabilizadora estadounidense en su país, y exigió una explicación

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, abril 4.— El administrador de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), Rajiv Shah, abordará en una audiencia el próximo martes en el Senado detalles del plan para crear un «Twitter cubano» con fines desestabilizadores.

La sesión tendrá lugar en el Subcomité de asignaciones para el Departamento de Estado y operaciones en el exterior, el cual reajustó su agenda inicial tras conocerse ese proyecto, con el fin de canalizar las inquietudes de varios congresistas que lo consideran ilegal, reportó PL.

En entrevista transmitida por la cadena televisiva MSNBC, el presidente de ese panel senatorial, el demócrata Patrick Leahy, calificó de estúpido el llamado ZunZuneo y aclaró que nunca fue notificado sobre la existencia de tal proyecto.

De acuerdo con revelaciones hechas por la agencia de prensa estadounidense AP, el plan de la Casa Blanca con la creación de dicha red de comunicaciones era ganar popularidad entre los jóvenes cubanos para luego lograr que estos realizaran actividades contra el Gobierno.

El propósito de socavar a las autoridades de la Isla fue promovido por la Usaid, empresas fantasmas constituidas en secreto y con financiamiento desde bancos extranjeros, de acuerdo con AP.

En tanto, el plan injerencista de Washington fue rechazado en Costa Rica, en cuya capital, San José, comenzó a operar el equipo encargado del proyecto.

El Ministro de Comunicación de Costa Rica Carlos Roverssi, calificó de «afrenta grave» al país la operación clandestina que estableció la Usaid en esa nación, para provocar descontento social en Cuba, de acuerdo con el sitio digital nacion.com.

Al rechazar la operación de la Usaid, Roverssi dijo a ese medio de prensa costarricense que es necesario hacer una investigación del caso y «pedir una explicación».

La Nación informó que la representación de Estados Unidos en esta capital declinó referirse al asunto y remitió al comunicado oficial de la Usaid en el que esa agencia acepta su participación en el desarrollo de la red social ZunZuneo.

El diario recuerda que la Usaid no tiene representación oficial en el país desde 1996.

El medio de prensa local confirmó que el líder de la misión era Joseph (Joe) Duke McSpedon, un empleado de la Usaid que estuvo acreditado en San José como parte de la Oficina de Iniciativas para Transición.

Precisó que en Costa Rica se planeó el proyecto y se gestionó el lanzamiento de la red que enviaba mensajes a los ciudadanos cubanos.

Registros de Migración obtenidos por este diario muestran que McSpedon fue al país en 42 ocasiones, entre el 2009 y el 2011, a bordo de vuelos comerciales y privados, señala nacion.com.

Puntualiza que en ese país también estuvieron Noy Villalobos y Mario Berheim, otras dos personas que trabajaron en el proyecto, contratados por Creative Associates, una firma consultora de Washington.

Indica que Villalobos permaneció en suelo costarricense por períodos de hasta tres meses, según los registros migratorios, y Berheim es un joven programador que desarrolló el sistema para enviar los mensajes masivos a Cuba.

Consultado por nacion.com, el analista Carlos Murillo opinó que el Gobierno de Costa Rica debe solicitar al de Estados Unidos información «para determinar si hubo alguna violación en las actividades que para el proyecto se realizaron en el país».

Por su parte, la prensa ecuatoriana se hizo eco de los planes de EE.UU. contra Cuba, mientras miles de mensajes circulaban en las redes sociales bajo la etiqueta #ZunZuneo, en los que muchos internautas expresaban que este programa se vincula con otros métodos de desestabilización política empleados por Estados Unidos contra la nación caribeña.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.