Turquía entierra a sus mineros en jornada de protestas

Suman ya 282 los obreros fallecidos en el mayor accidente minero en la historia del país

Autor:

Juventud Rebelde

ANKARA, mayo 15.— Aunque continúan los trabajos de rescate de cadáveres y nadie duda de que el saldo final superará ampliamente los 300 muertos, los vecinos de Soma, en el oeste de Turquía, empezaron este jueves a enterrar a los 282 obreros que hasta ahora se reportan como fallecidos en la explosión e incendio de la mina de carbón de la compañía Soma Holding.

En el cementerio de la ciudad minera, situada en la provincia de Manisa, se vivieron numerosas escenas de dolor, avivado por la percepción de que el desastre podría haberse evitado con mayores medidas de seguridad, asegura EFE.

«No es un accidente, es un asesinato», fue una de las consignas coreadas durante las marchas convocadas por varios sindicatos, junto a una huelga general, que fue seguida en todas las ciudades, en protesta por las políticas de privatización y subcontratación.

«Solo en Esmirna, la policía intervino con dureza y dispersó la marcha con gases lacrimógenos, una acción que dejó varios heridos, entre ellos el presidente de la Confederación de Sindicatos Obreros Revolucionarios (DISK), Kani Beko», detalló a la prensa Mehmet Soganci, presidente del Colegio de Ingenieros y Arquitectos (Tmmob), una de las cinco entidades convocantes, junto a Kesk, importante sindicato de funcionarios públicos, y Türk-is, la mayor unión del país.

«No solo las minas se han privatizado, sino también la supervisión. Todos trabajan con subcontratas y el control público es cero. Hace unos cuantos años, con una tecnología mucho más rudimentaria, pero con las minas gestionadas por el Estado, ocurrían menos accidentes», denunció también Soganci.

Según un estudio de Tmmob, realizado en las minas de Zonguldak, entre 2000 y 2008, las minas privadas tienen una tasa de mortalidad seis veces más alta que las que son de gestión pública. Por cada millón de toneladas de carbón extraído, en Turquía mueren 6,5 obreros, tasa comparable a la de Estados Unidos e Inglaterra alrededor del año 1900.

El primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, había declinado en su visita a Soma toda responsabilidad política en el accidente, citando ejemplos de desgracias similares en la Inglaterra del siglo XIX; pero este jueves, el presidente, Abdullah Gül, quien visitó Soma, discrepó al señalar que «estas cosas no ocurren en los países desarrollados, y no deberían ocurrir aquí», cita EFE.

Soma Holding comunicó que las autoridades inspeccionaban la mina cada seis meses; la última fue en marzo, dijo, y no se encontró ninguna irregularidad, señaló DPA, reflejar que, según los medios turcos, el partido gubernamental AKP había rechazado el mes pasado las exigencias de la oposición de revisar las regulaciones de seguridad en Soma.

Cerca de 787 obreros se encontraban en la mina en el momento de la detonación, causada, según las autoridades, por un desperfecto en un transformador eléctrico, pero atribuida por los sindicatos a irregularidades en la implementación de medidas de seguridad, apunta PL.

El Gobierno también había asegurado que la de Soma era una de las minas «más seguras de Turquía», pero en las últimas horas fueron apareciendo detalles que indican que el yacimiento de carbón, donde trabajaban unos 6 500 mineros, poseía solo un refugio de cinco metros cuadrados.

Alp Gürkan, dueño de Soma Holding, el consorcio que compró la mina al Gobierno, había declarado en pasadas entrevistas que las instalaciones contaban con varios recintos de este tipo, publicó el diario El País.

También se han disparado las especulaciones sobre las estrechas relaciones entre Soma Holding y el Gobierno de Erdogan. La venta de la mina, al parecer, se hizo en condiciones sospechosamente favorables para la empresa, comentó el diario español.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.