Reuven Rivlin, un halcón plus en Israel

Reuven Rivlin, del partido Likud, fue electo como décimo presidente de Israel por el voto de los miembros del Knesset (Parlamento) y asumirá el 23 de julio

Autor:

Juana Carrasco Martín

«Ruby», que así le dicen a Reuven Rivlin, del partido Likud, fue electo como décimo presidente de Israel por el voto de los miembros del Knesset (Parlamento) y asumirá el 23 de julio, llevando la convicción de trabajar por la expansión sionista. Sin embargo, se dice que su elección fue una derrota para el primer ministro Benjamín Netanyahu —cabeza del Likud—, que hubiera preferido a otros.

Se sabe de lo difícil de las relaciones entre ambos, y a pesar de ello, el Primer Ministro dijo el miércoles: «Voté por Rivlin no una, sino dos», en referencia a las rondas necesarias para llegar al resultado final de 63 a 53 en el Knesset, que le dio la presidencia a Rivlin. El Primer Ministro también llamó a dejar atrás las tensiones y aseguró que tenían en común haber sido entrenados en la filosofía de Jabotinsky —una de las corrientes ideológicas más extremas del sionismo— y ser seguidores del mismo equipo de fútbol.

Reuven «Ruby» Rivlin, 74 años de edad y ex presidente del Parlamento, cargo del que fue excluido públicamente en marzo del año pasado, derrotó el martes a su rival Meir Sheetrit (Partido Hatnua), y relevará a Shimon Peres.

Según analistas, esta fue una de las campañas electorales más sucias de que se tenga noticia en Israel, porque dos candidatos prominentes tuvieron que retirarse tras haber sido puestos bajo investigación policíaca —uno por acusaciones de acoso sexual y el otro por malas prácticas financieras.

El propio Rivlin fue blanco del bloqueo desde su partido Likud, con Netanyahu a la cabeza, al punto de que el líder de la opo-sición laborista, Shelly Yechimovich, criti-

có duramente al Primer Ministro y llegó a desmentirlo cuando declaró al Canal 10 de la televisión israelí: «Estoy convencido de que él (Netanyahu) no votó por Rivlin».

Bastantes líos para un cargo que algunos abogan porque sea abolido, puesto que aseguran tiene solo un papel constitucional, aunque tiene que ver con las políticas para la casa, y no tanto para las relaciones exteriores del Estado.

Y ahí está, listo para la acción, este hombre que proviene de una familia asquenazi de Lituania (judíos de origen europeo que se asentaron en Europa central y oriental), que se opone resueltamente a un Estado palestino y es partidario del Gran Israel.

Rivlin, miembro de dos Comités claves del Knesset: Finanzas y Defensa, ahora deja de ser diputado en el Parlamento, donde comenzó su carrera política en 1988, fue reelegido en más de una oportunidad y llegó a ser su Speaker, defendiendo al Partido Likud, donde fue un estrecho aliado de Ariel Sharon, hasta que hubo su desavenencia, cuando este puso en vigor la política de Separación (Disengagement), que incluía una retirada forzosa de Gaza y el norte de Samaria, y su posterior salida del Likud para crear el partido Kadima.

Eso no fue óbice para que a la muerte de Sharon, Rivlin declarara que «fue uno de los héroes de la nación judía en los últimos cien años».

De 2001 a 2003, Rivlin ocupó la jefatura del Ministerio de Comunicaciones.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.