Miles despiden en Jerusalén al joven palestino asesinado - Internacionales

Miles despiden en Jerusalén al joven palestino asesinado

La muchedumbre acompañó el cortejo fúnebre que tuvo que detenerse varias veces por la violencia de los enfrentamientos

Autor:

Juventud Rebelde

RAMALÁ, julio 4.— El sepelio de un adolescente secuestrado, torturado, asesinado y quemado por ultranacionalistas israelíes en Jerusalén Este dejó un saldo de 20 heridos en medio de un clima de máxima tensión entre las partes.

Miles de palestinos se concentraron a la salida de las mezquitas a esperar el paso del sepelio de Mohamed Abi Khdeir, de 16 años, raptado a mediados de esta semana mientras caminaba por una calle de Jerusalén, reportó PL.

Imágenes de una cámara de seguridad de la zona grabadas a la misma hora de la desaparición de Khdeir y a las que ha tenido acceso EFE, muestran cómo dos individuos salen de un automóvil y hablan con un chico, sentado en la acera, antes de introducirlo en el vehículo a la fuerza.

Desde temprano las autoridades ocupantes desplegaron un fuerte contingente mixto de policías antidisturbios y tropas especiales que dispararon granadas lacrimógenas y balas recubiertas de goma contra los manifestantes quienes, habituados a combatirlos, les tiraban piedras en medio de la humareda de las granadas y bajo un fuerte sol.

Al grito de Allahu Akbar (Dios es el más grande, en árabe) la muchedumbre acompañó el cortejo fúnebre que tuvo que detenerse varias veces por la violencia de los enfrentamientos.

El día comenzó con choques entre protestantes y policías en la zona vieja de Jerusalén, Al Quds para los musulmanes, y el distrito de Ras al Amud, a pesar de la movilización de la Policía ocupante, que tiene vedado el acceso de los menores de 50 años a la Explanada de la Mezquitas.

A pesar de las restricciones, se cifran en alrededor de 8 000 los hombres que se agolparon en la mezquita de Al Aqsa, uno de los tres lugares más sagrados del Islam, junto a las ciudades sauditas de La Meca y Medina.

Los enfrentamientos de este viernes se suman a la operación de castigo colectivo que el Gobierno de Israel ha aplicado contra  Cisjordania y los bombardeos contra la Franja de Gaza, durante los cuales se estima que han muerto hasta el momento nueve personas, decenas resultaron heridas o atendidas con síntomas de asfixia y cerca de 700 arrestadas, de las cuales 241 son menores.

Israel acusa a miembros del movimiento islamista Hamas de haber secuestrado y ultimado a tres jóvenes israelíes de un asentamiento en Cisjordania, pero el Gobierno palestino, que condenó el secuestro, también denunció la represión generalizada puesta en práctica por Israel, y subrayó que los tres jóvenes desaparecieron en un área controlada por tropas de Tel Aviv.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.