Nueva reunión en Nueva York por litigio de los fondos buitres

En un comunicado difundido anoche, el ministerio de Economía deploró que el magistrado, pese a reconocer que el gobierno cumplió su deber de pago, no resolvió absolutamente nada sobre ninguna de las cuestiones para las que él mismo convocó una audiencia el martes

Autor:

Juventud Rebelde

BUENOS AIRES, julio 23.— Argentina asiste hoy a otra reunión en Nueva York por el litigio que le impusieron los fondos buitres, al tiempo que criticó fuertemente al juez Thomas Griesa por dar la espalda a una solución de este conflicto especulativo, reportó PL.

En un comunicado difundido anoche, el ministerio de Economía deploró que el magistrado, pese a reconocer que el gobierno cumplió su deber de pago, no resolvió absolutamente nada sobre ninguna de las cuestiones para las que él mismo convocó una audiencia el martes.

La nota intitulada «El juez Griesa no resolvió nada y los buitres siguen amenazando» remarca que el letrado mantuvo su insólita prohibición de cobro, en referencia a los acreedores para los que Argentina depositó dinero en dos bancos estadounidenses y esos fondos permanecen congelados.

A su vez, el ministerio argentino de Economía criticó duramente a esas firmas de bonistas, a los que tildó de «células financieras especulativas que tienen sede en guaridas fiscales para no pagar impuestos, ni siquiera en Estados Unidos».

Nunca le prestaron dinero a Argentina —recalca el comunicado—, sino que adquirieron los títulos a precio vil luego del default de 2001 con el único objetivo de conseguir un tratamiento especial, mejor que los que ingresaron a los canjes, argumenta.

El ministerio de Economía aclara que se solicitó la suspensión del dictamen que impuso ese embargo ante la imposibilidad de realizar una oferta a los fondos buitre que sea mejor que lo ya ofrecido al 93 por ciento de los acreedores que aceptaron reestructurar el pago de la deuda.

Lo que exigen viola la ley argentina como la denominada clausula RUFO que se incluyó en los canjes de 2005 y 2010, por la cual se prohíbe pagarles más a los tenedores de bonos (holdouts), y crea así una igualdad de condiciones para aquellos que entraron o no en la reestructuración de la deuda.

La nota advierte que tal violación implicaría un perjuicio para el país por una cifra que supera los 120 mil millones de dólares, exponiendo a los funcionarios a responsabilidades penales y civiles.

El comunicado insiste en que el juez Griesa, pese a que convocó a la reunión para resolver la cuestión de los fondos congelados del pago a los bonistas, «dejó todo en suspenso, amenazando a la República Argentina con lo que él insiste en denominar “default” (cesación de pago)».

Incluso, repitió textualmente las palabras de las solicitadas y amenazas de los fondos buitres a través de su grupo de cabilderos American Task Force Argentina.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.