El impulso necesario al proceso bolivariano

Elementos distintivos del recién finalizado III Congreso del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) fueron la energía y el compromiso de los delegados más jóvenes a la cita

Autor:

Laura Bécquer Paseiro

CARACAS. —Los jóvenes han alcanzado un papel de vanguardia en el proceso revolucionario en Venezuela. Se han ganado un espacio dentro de las decisiones fundamentales con su manera especial de sentir el país, al aportar no solo conocimiento, sino también alegría.

Elementos distintivos del recién finalizado III Congreso del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) fueron la energía y el compromiso de los delegados más jóvenes a la cita.

«La juventud es la vanguardia de la Revolución y es la cantera de los cuadros para la transformación del país, y un elemento necesario para mantener a través del tiempo el proceso que impulsamos y apoyamos», comentó a Juventud Rebelde, María Gabriela Miquilareno, comisionada nacional de Movilización de la Juventud del PSUV.

Entre las propuestas presentadas por las nuevas generaciones al reciente evento, estuvo la de aumentar su presencia en las Unidades de Batalla Bolívar-Chávez (UBCH) para promover así una mejor coordinación entre la base y la Dirección Nacional, dijo.

Otro tema pendiente, a juicio de la joven venezolana, es avanzar mucho más en «la solidaridad con los pueblos que han sido oprimidos, como es el caso de Palestina».

Miquilareno consideró además que el III Congreso fue una demostración de unidad entre las distintas fuerzas políticas que actúan en su país. «En ello, la juventud juega un rol especial», acotó.

Por su parte, Fidel Madroñero, militante de la Juventud del PSUV, manifestó que la organización política fundada por el líder bolivariano Hugo Chávez en el 2008 les ha brindado a los cerca de 50 000 afiliados las herramientas para participar en la toma de decisiones.

«Venimos de la cultura política de Chávez. Contentos y felices de compartir con Chávez el partido que él mismo fundó y no solo hacerlo como persona, sino que sea tomado en cuenta como una línea ideológica para la formación de las generaciones futuras», expresó.

Estos dos jóvenes han crecido con la Revolución. Mencionan a Chávez en cada parlamento y se muestran más que comprometidos a continuar su legado.

«Extrañamos mucho a nuestro Comandante porque era nuestro líder e ideólogo fundamental, pero ahí es donde nosotros debemos saber cuál fue la enseñanza que nos dejó para transformar y seguir profundizando el socialismo bolivariano», dijo María Gabriela Miquilareno.

Mientras, Fidel Madroñero, comentó que todos los días quiere ser como él: «Ser tan honesto como él, leal al pueblo, tener esas condiciones para amar y para unir a la gente».

Ambos lo definen con una sola palabra: amor.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.