Feliz reencuentro de abuela y nieto - Internacionales

Feliz reencuentro de abuela y nieto

Guido/Ignacio Montoya Carlotto dispuesto a potenciar la búsqueda de quienes fueron niños secuestrados durante la dictadura argentina

Autor:

Juventud Rebelde

BUENOS AIRES, agosto 8.— El nieto recuperado número 114, el músico Guido/Ignacio Montoya Carlotto, afirmó que desde el día en que descubrió su identidad se encuentra «convulsionado», aunque enfatizó que aspira a que «esta situación sirva para potenciar la búsqueda» de hijos de desaparecidos durante la última dictadura en Argentina.

Guido, como lo llamó su madre al nacer e inscrito con el nombre de Ignacio Hurban, fue recuperado el martes y  este viernes concretó su primera aparición pública junto a su abuela Estela de Carlotto en la sede de Abuelas de Plaza de Mayo, donde ambos se mostraron muy felices ante decenas de periodistas, según reportó la agencia Telam.

A preguntas de los medios, el músico de 36 años recordó que «la primera vez que me surgieron dudas fue después de participar en la jornada de músicos por la identidad», aunque recién el día de su cumpleaños, se enteró de quién era.

Guido celebró, además, ser parte de un proceso que sirve «para cerrar heridas que se abrieron hace mucho tiempo», aunque pidió que lo llamen Ignacio, nombre que le dio su familia adoptiva, «quisiera mantener el nombre», dijo.

«Tuve una vida extraordinariamente feliz y a esa vida se le suma esta maravilla», sentenció. El nieto de Estela de Carlotto  fue criado por una «pareja extraordinaria, con el mayor de los amores», y agregó que a partir de ser recuperado «entrar en la historia es un peso que hay que llevar desde ahora».

Por otra parte, consideró «loable como pocos» el rol de las Abuelas de Plaza de Mayo y aseguró que su vida ha tenido muchos puntos en común con los postulados que defiende esa organización.

«Abuelas es un colectivo de gente que a través del amor estaba buscando incansablemente a sus nietos; una actitud loable como pocas; hablar de Abuelas es hablar de una actitud frente a la vida», expresó Guido, quien remarcó que su vida cotidiana no ha tenido un tinte distinto a lo que pregona la organización, completó.

Indicó que su recuperación no deja de ser un símbolo, y llamó a que todos quienes tengan dudas a que vayan a hacerse el examen de ADN para averiguar sobre su verdadero origen.

Guido es hijo de Laura Estela Carlotto, secuestrada en noviembre de 1977. La joven estuvo detenida clandestinamente en el centro de La Cacha, en la ciudad de La Plata, hasta el parto, que tuvo lugar en el Hospital Militar de Buenos Aires el 26 de junio de 1978.  Apenas Laura dio a luz, fue separada de su hijo. Dos meses después fue asesinada en el Gran Buenos Aires y su cuerpo fue entregado a su madre Estela.

El recién nacido fue entregado a un militar de alto rango, reseñó la prensa.

El padre de Guido, Oscar Walmir «Puño» Montoya, compañero de militancia y pareja de Laura Carlotto, fue secuestrado y desaparecido en 1977. Hace seis años, el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) identificó el cuerpo del joven artista, que había sido sepultado como N/N en el cementerio de Berazategui.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.