Las bombas caen sobre Donetsk y matan civiles

Mientras, EE.UU. y Europa se ocupan de acusar a Rusia de invasión

Autor:

Juventud Rebelde

DONETSK, Ucrania, agosto 23.— Al pie de un edificio, sobre el asfalto, se ven varios cuerpos cubiertos con sábanas. Al menos seis civiles murieron bajo las bombas caídas este sábado sobre Donetsk, centro de la resistencia separatista del este de Ucrania.

Desde las seis de la mañana, el centro de esta ciudad que contaba con un millón de habitantes antes del conflicto entre los rebeldes y las fuerzas de Kiev, se despertó con el ruido de las violentas explosiones, y la alcaldía anunció rápidamente la muerte de un hombre, una mujer y una niña en el barrio de Kalininski, dijo AFP.

En este día de verano, la familia se encontraba en el jardín frente a los  edificios cuando comenzó a oírse el ruido de las bombas. Intentaron huir para protegerse pero un obús les cayó encima.

Postrado en estado de conmoción ante el cuerpo de la niña se hallaba su  abuelo, con el rostro cubierto de polvo. Poco más lejos una mujer, la abuela, según los vecinos, aullaba de pena en brazos de un joven con el rostro ensangrentado, agregaba el relato de la agencia noticiosa.

Las otras tres muertes ocurrieron en la céntrica avenida Molodyj Shajtariv (Calle de los jóvenes mineros) que exhibe  una serie de agujeros negros causados por los obuses y a ambos lados de los rieles del tranvía yacen los cuerpos cubiertos con sábanas ensangrentadas.

Los combates entre el ejército ucraniano y los combatientes rebeldes del este han  causado más de 2 000 muertos, según la ONU.

Entretanto, la caravana de ayuda humanitaria rusa parte de Ucrania luego de haber dejado su carga en una región donde las casas y los medios de subsistencia han sido destruidos por meses de lucha y necesita asistencia también a largo plazo.

Los camiones, apunta AP, cruzaron el viernes de Rusia a Ucrania unilateralmente, a través de un punto en la frontera controlado por los rebeldes. Moscú alegó que había perdido la paciencia con las tácticas dilatorias del Gobierno central de Ucrania, pero las autoridades en Kiev calificaron rápidamente la medida como una invasión e insinuaron que los camiones llevaban suministros y refuerzos militares para los rebeldes.

A mediados de la tarde del sábado, todos los vehículos habían regresado a Rusia, dijo Paul Picard, de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), al hablar con periodistas.

Los camiones solo transportaron comida, agua, generadores de electricidad y sacos de dormir al fuertemente golpeado bastión rebelde de Lugansk, donde la situación de emergencia humanitaria es notoria.

Sin embargo, la jefa del Gobierno alemán, Angela Merkel, defendió este sábado en Kiev, la «integridad territorial» de Ucrania, advirtiendo que podría adoptar nuevas sanciones contra Rusia.

El presidente estadounidense, Barack Obama y la canciller Merkel advirtieron en una conversación telefónica el viernes que Rusia estaba desencadenando una «peligrosa escalada» del conflicto.

Comenta AFP que algunos expertos piensan que las sanciones contra Moscú ya comienzan a pesar sobre la economía alemana.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.