Siria advierte, Irán desconfía y Alemania y Gran Bretaña se niegan a bombardear

La ofensiva anunciada por Barack Obama contra el Estado Islámico (EI) radica principalmente en ataques aéreos en Iraq  y Siria

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, septiembre 11.— La ofensiva anunciada por Barack Obama contra el Estado Islámico (EI) radica principalmente en ataques aéreos en Iraq  y Siria, pero no serán suficientes y podrían llevar a Estados Unidos a  involucrarse en la guerra civil siria, estiman analistas, según AFP.

Este plan es  acompañado por una campaña de bombardeos aéreos contra posiciones del EI en  Siria que se sumarían a los ataques que Estados Unidos lleva a cabo en Iraq.

Los refuerzos estadounidenses incluyen centenas de militares adicionales y  «son necesarios para ayudar en formación, investigación y equipamiento a las  fuerzas iraquíes y kurdas», dijo Obama el miércoles cuando anunció los pasos a  seguir en su lucha contra los extremistas del IE.

Los estadounidenses también ayudarán a los iraquíes a reforzar su Guardia  Nacional.

Pero en Siria, quedan dudas respecto a la capacidad de los combatientes locales de sacar provecho duradero de este apoyo militar para retomar el  control de los territorios en manos del EI.

Estados Unidos gastó mucho dinero para formar y equipar al Ejército y a las milicias iraquíes durante años, pero eso no evitó que en junio pasado estas fuerzas fueran derrotadas por el EI. Y en Siria, pese a los esfuerzos de los  países occidentales y de Medio Oriente para equipar a determinados grupos  rebeldes también se han acumulado derrotas.

A diferencia de lo que sucede en Iraq, donde el Ejército y los combatientes  kurdos están listos para retomar las porciones de territorio dominadas por los  yihadistas, «en Siria los ataques estadounidenses no ofrecen una vía plausible  hacia una vitoria política o estratégica», estima Marc Lynch, del centro de reflexión Center  for a New American Security.

El EI proclamó a finales del pasado junio un califato en Iraq y Siria, donde ha tomado amplias partes del territorio.

Un mes después de ordenar ataques selectivos contra ese grupo armado en Iraq, el presidente estadounidense ha decidido ampliar su ofensiva y extenderla a siria y se ha comprometido a entrenar a la oposición de ese país como aliado clave en su campaña.

Siria lanza advertencia

Un bombardeo aéreo estadounidense en  territorio sirio sin el permiso de Damasco sería «un ataque» contra el país, declaró este jueves un ministro sirio, según AFP.

«Cualquier acción de cualquier tipo sin el consentimiento del gobierno  sirio sería un ataque a Siria», dijo el ministro de Reconciliación Nacional,  Ali Haidar.

Damasco aseguró que Washington «no es serio» en la lucha contra el terrorismo y calificó de «contradictoria» las políticas de Obama, ya que autoriza los bombardeos contra el EI pero está dispuesto a armar a la oposición siria.

Irán desconfía

En tanto, Irán mostró este jueves su desconfianza de la coalición que Estados Unidos impulsa para luchar contra el Estado Islámico (EI) en Iraq y Siria, y señaló que hay «serias ambigüedades» sobre sus intenciones y acusó a varios de sus miembros de apoyar el terrorismo, reportó EFE.

«Hay dudas sobre la seriedad y honestidad de la coalición que se ha formado tras la cumbre de la OTAN para la lucha contra los terroristas», dijo hoy la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores iraní, Marzie Afjam, según la agencia nacional iraní IRNA.

De acuerdo con la portavoz, «algunos miembros» de la nueva coalición están entre los países que dan apoyo financiero y de seguridad a grupos terroristas en Iraq y Siria, mientras que otros no han cumplido con sus obligaciones internacionales hacia esos países.

Afjam criticó lo que considera una larga historia de dobles estándares en Occidente y el uso selectivo del terrorismo y el extremismo que, según ella, «está detrás del surgimiento de nuevas ramas (terroristas) en diferentes partes del mundo».

Los países occidentales deben, aseguró, evitar hacer ese tipo de gestos y maniobras políticas y «demostrar su honestidad llevando a cabo una guerra colectiva y masiva contra el terrorismo y el extremismo, si realmente les asusta que este se extienda».

El diario conservador iraní Javan, por su parte, aseguraba hoy en una columna de opinión que la nueva coalición es una fórmula para «expandir las fronteras de la OTAN en nuevas áreas como el Golfo Pérsico y el subcontinente indio».

Alemania y Gran Bretaña «se salen» de los ataques aéreos

Por su parte, los ministros de Relaciones Exteriores de Alemania y Gran Bretaña dijeron este jueves que no participarán en ataques aéreos en Siria contra el grupo militante Estado Islámico, según Reuters.

El jefe de la diplomacia germana, Frank-Walter Steinmeier, dijo en una conferencia de prensa en Berlín que nadie ha pedido a Alemania que participe en una campaña de ataques aéreos.

«Para dejarlo claro, no nos lo han pedido y no lo haremos», aseguró.

Su homólogo británico, Philip Hammond, dijo que su país «respalda completamente la decisión de Estados Unidos de crear una coalición internacional» contra el Estado Islámico (EI), movimiento al que describió como «bárbaro».

En relación a cómo colaborar con este esfuerzo multinacional, aseguró que «no hemos descartado nada».

No obstante, al ser preguntado por Reuters sobre el anuncio del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de que atacará al Estado Islámico en Siria, Hammond afirmó: «Déjeme ser claro: Gran Bretaña no participará en ataques aéreos en Siria. Ya tuvimos esa discusión en nuestro Parlamento el año pasado y no revisaremos esa posición».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.