Aumenta número de fosas clandestinas en Ayotzinapa

Desde que se emprendió la búsqueda de 43 estudiantes desaparecidos hace un mes en el sur de México, han sido encontrados 38 cadáveres en tumbas clandestinas, pero ninguno de los restos corresponde a los jóvenes alumnos

Autor:

Juventud Rebelde

AYOTZINAPA, México, octubre 25.— En total 38 cadáveres han sido encontrados en fosas clandestinas desde que se emprendió la búsqueda de 43 estudiantes desaparecidos hace un mes en el sur de México, pero peritajes oficiales descartaron que la mayoría de esos restos corresponda a los jóvenes alumnos.

La fiscalía federal subió el viernes de 30 a 38 la cifra de cadáveres hallados en tumbas ilegales encontradas desde que emprendió la búsqueda de los estudiantes desaparecidos en Iguala, del sureño estado de Guerrero, el 26 de  septiembre inmediatamente después de un ataque a balazos de policías municipales y narcotraficantes, apuntó AFP.

Ese anuncio fue hecho horas después de que en la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa (Guerrero) de formación de maestros, a la que asistían los jóvenes desaparecidos, sus familiares y compañeros manifestaran desconfianza en la investigación de la fiscalía federal, que apunta a que los estudiantes fueron víctimas de una confusión del cartel local Guerreros Unidos.

En un comunicado tras una conferencia de prensa, los familiares y compañeros de los desaparecidos exigieron que se «redireccionen las líneas de investigación», rechazaron cualquier vínculo de la escuela con grupos delictivos, y solicitaron que «el presidente Enrique Peña Nieto escuche directamente la voz de los padres de familia». El mandatario ha manifestado su repudio a los hechos y se pronunció porque se haga justicia.

La mayor cantidad de cadáveres fue descubierta el 4 de octubre en cinco  fosas clandestinas cavadas en la localidad de Pueblo Viejo, de Iguala, donde se exhumaron 28 cuerpos, pero que de acuerdo con exámenes de la fiscalía general, hechos con muestras de ADN de los familiares tomadas por la fiscalía de Guerrero, ninguno de esos restos corresponde a los jóvenes alumnos.

Después, el 9 de octubre, el fiscal general, Jesús Murillo Karam, anunció que derivado de declaraciones de detenidos —que suman ya 52 personas entre  funcionarios, policías y narcotraficantes—, habían localizado otras cuatro fosas clandestinas también en Iguala, sin precisar el número de cuerpos encontrados.

Mientras tanto, las protestas por la desaparición de los 43 estudiantes en Guerrero   continuaron pese a que el gobernador de ese estado, Ángel Aguirre, dejó su puesto el jueves tras semanas de presiones del movimiento estudiantil y familiares.

Armados con palos, tubos y piedras, varias personas irrumpieron el viernes  en oficinas de la secretaría de Educación estatal en Chilpancingo (capital de Guerrero), para exigir la presentación con vida de los 43 estudiantes.

Sin herir a nadie, los manifestantes rompieron vidrios y sacaron a la entrada de esos despachos documentos y muebles a los que les prendieron fuego, que fue sofocado por los bomberos.

Otras protestas enardecidas se han efectuado este sábado en Chilpancingo, a 276 km de la Ciudad de México, cuando jóvenes irrumpieron en comercios e invitaron a la población a llevarse productos, en acciones que derivaron en confrontaciones entre empleados y manifestantes.

Los jóvenes encapuchados decidieron entonces dejar el lugar para evitar confrontaciones, dijo DPA, que informó que la protesta formó parte de un plan de acción para exigir la aparición con vida de los 43 estudiantes.

Previo a la toma de comercios, varios jóvenes acudieron a algunas estaciones de radio para informar a la población de la toma de las tiendas de cadenas transnacionales y el libre pago de los productos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.