Izquierda europea denuncia auge de tráfico humano en el continente

Hoy el principal problema es comer, los temas de igualdad quedan relegados y retroceden, mientras, cada año, más de cuatro millones de mujeres entran en el mercado de la prostitución, la mayoría procedentes de países pobres o en guerra

Autor:

Juventud Rebelde

MADRID, noviembre 25.— La trata de personas en el continente aumentó 28 por ciento en tres años, pero fueron condenados 17 por ciento menos traficantes, advirtió hoy la vicepresidenta del Partido de la Izquierda Europea (PIE), Maite Mola.

En una declaración emitida en Madrid con motivo del Día Internacional contra la Violencia de Género, Mola consideró que la razón es que la trata de personas con fines de explotación sexual es un negocio sumamente lucrativo, con el cual no quieren acabar.

En esas mafias -aseguró- participan políticos respetables, banqueros distinguidos y empresarios, porque lo importante es la ganancia y la mercancía que se venda les da igual.

Según su criterio la crisis, que se lleva por delante con la política de austeridad todos los derechos, también está demoliendo los de la mujer.

En opinión de Mola hoy el principal problema es comer, los temas de igualdad quedan relegados y retroceden, mientras, cada año, más de cuatro millones de mujeres entran en el mercado de la prostitución, la mayoría procedentes de países pobres o en guerra.

La vulnerabilidad social, explicó, es la causa principal de la trata de seres humanos, y ésta proviene de factores económicos y sociales como la pobreza, la discriminación por género, conflictos armados, violencia doméstica y familias disfuncionales, entre otras.

Recordó que, de acuerdo con datos de la ONU entre 1990 y 2000, sólo en el sudeste asiático, 33 millones de mujeres fueron víctimas de la trata, tres veces más que en cuatro siglos de esclavitud.

La vicepresidenta del PIE rechazó asimismo la regulación de la prostitución existente en países como Alemania y Dinamarca que la consideran un trabajo voluntario como otro cualquiera.

Estamos ante un asunto político; si no existiera prostitución no habría trata de personas con fines de explotación social, aseguró Mola, quien consideró se trata de una forma de violencia sexual mayoritariamente masculina contra las mujeres y niñas.

Al respecto reclamó a los gobiernos del continente y a la Unión Europea erradicar la prostitución, mediante la modificación de las normas legales existentes para que la prostitución sea considerada una forma extrema de violencia.

Asimismo aseguró que aunque hay buenas directivas europeas sobre la trata de seres humanos y cómo erradicar la esclavitud de nuestros tiempos, estas no se están cumpliendo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.