Tensa situación en EE.UU. por Ferguson

Tras el asesinato del joven afroamericano Michael Brown por el policía blanco Darren Wilson, quien fue exonerado de responsabilidad por un gran jurado en St. Louis el pasado lunes, las protestas se mantienen en muchas ciudades estadounidenses

Autor:

Juventud Rebelde

LOS ÁNGELES, noviembre 27.— Mientras una tensa calma llegaba a Ferguson, donde fuera asesinado el pasado 9 de agosto el joven afroamericano Michael Brown por el policía blanco Darren Wilson, quien fue exonerado de responsabilidad por un gran jurado en St. Louis el pasado lunes, las protestas se mantienen en muchas ciudades estadounidenses.

Se conoció que más de 400 personas han sido arrestadas durante esas demostraciones, 323 de ellas solo en Los Ángeles.

Las temperaturas muy frías así como el feriado nacional por el Día de Acción de Gracias (Thanksgiving Day) pueden ser los motivos principales de la especie de tregua que caracteriza este jueves la situación en Ferguson, destacaron medios de prensa locales citados por PL, aunque en las últimas horas se reportaron incidentes aislados y el arresto de al menos cinco personas.

Al mismo tiempo, de acuerdo con el teniente Andy Nemain, vocero del Departamento de Policía de Los Ángeles, los arrestados en esa ciudad californiana, en su mayoría de la Coalición para el Control Comunitario de la Policía, tendrán que pagar una fianza de 500 dólares para poder obtener su libertad, comentó Notimex.

El malestar persiste, y los manifestantes están ahora convocandos a través de las redes sociales a boicotear el llamado Black Friday o Viernes negro, una tradicional y masiva jornada de compras por los descuentos que ofrecen los comercios y que inicia la temporada de Navidad, con lo que, afirma ANSA, se intenta un jaque al corazón consumista norteamericano, en medio de una oleada de indignación por la muerte de Michael Brown, «cargada de tintes racistas», comenta la agencia noticiosa.

Se multiplican en Twitter y en Facebook los pedidos de usuarios para boicotear el Black Friday, bajo el hashtag o etiqueta #BlackoutBlackFriday, #notonedime (ni siquiera un céntimo) y #boycottBlackfriday.

Entretanto, al menos otras siete personas fueron arrestadas bajo la acusación de haber intentado «provocar disturbios» en el tradicional desfile de Acción de Gracias que realiza la tienda Macy’s en las calles de Nueva York.

Por su parte, ANSA dice que en Saint Louis dos personas fueron arrestadas y acusadas de planificar volar el ícono de la ciudad, la Gateway Arch, como protesta por el caso del joven Michael Brown. Los dos hombres fueron identificados como Brandon Orlando Baldwin y Olajuwon Ali Davis, y afirman las autoridades que planificaban además matar al fiscal de la ciudad, Robert McCulloch, y al jefe de la policía de Ferguson, Tom Jackson, ambos envueltos en el caso de Michael Brown.

PL, por su parte, señala que Neil Bruntrager, el abogado que representa al policía Darren Wilson dijo que su cliente negocia con sus superiores para solicitarles la renuncia como miembro del cuerpo policial, porque «él sabe que no puede volver a ser un oficial de la policía».

Por su parte, AFP dice que las protestas en Ferguson hicieron aumentar exponencialmente la venta de armas, a clientes principalmente blancos, en uno de los centros de tiro más importantes de Estados Unido, ubicado cerca de St. Peters, un suburbio de Saint Louis. Ultimate Defense Firing Range and Training Center vende ahora a diario entre 20 y 30 armas, frente a tres o cinco que era lo habitual, señaló Paul Bastean, uno de los propietarios de este club de entrenamiento de tiro, que a su vez es también policía. Además de las ventas hubo en la instalación 18 000 prácticas de tiro.

En su edición de este jueves, el diario The New York Times critica la pesquisa sobre el asesinato de Michael Brown, al decir que fue investigado y conducido de la peor manera posible por el fiscal del condado, Robert McCulloch.

El funcionario rechazó primero la posibilidad de nombrar un fiscal especial y después socavó la confianza pública porque en vez de realizar una investigación, su oficina pasó esas funciones al jurado y no hizo ninguna recomendación de enjuiciar al sospechoso, añade el Times.

Todo esto hace que los habitantes de Ferguson vean a McCulloch «en los bolsillos de la policía local», concluye The New York Times.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.