Decisión Cuba-EE.UU. acapara titulares y apoyo

Los extremistas de Miami «pálidos, serios y visiblemente afectados»

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, diciembre 18.— El anuncio el miércoles del acuerdo de restablecer relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos continúa acaparando titulares en los medios mundiales, los saludos desde organizaciones, partidos y movimientos sociales, declaraciones de personalidades, y también provoca el rechazo de los anticubanos extremistas de la Florida y de políticos de la derecha.

Tamara Zamiátina, columnista del Servicio Mundial de TASS, dijo que el anuncio «causó una sensación mundial».

Las especulaciones sobre posibles nuevos pasos se dejan escuchar y también algunos portavoces hacen afirmaciones o se les interpreta por las agencias noticiosas.

EFE cita a la secretaria de Estado adjunta para Latinoamérica, Roberta Jacobson, confirmando que a finales de enero encabezará un viaje a Cuba de funcionarios estadounidenses: «Usaremos los diálogos migratorios como una oportunidad para comenzar a hablar de otras cosas que están en la agenda», explicó Jacobson a los periodistas en Washington.

Mientras, el portavoz de Obama, Josh Earnest, dijo en su rueda de prensa diaria que «si hay una oportunidad» para el mandatario estadounidense de viajar a la Isla, está seguro de que «no la rechazaría», dijo EFE.

La agencia también recuerda que Obama ha pedido a su secretario de Estado, John Kerry, que revise la inclusión de Cuba en la lista de países a los que EE.UU. considera «patrocinadores del terrorismo», y también que el Presidente espera que el Congreso, que a partir de enero estará controlado totalmente por los republicanos, inicie un debate «serio y honesto» sobre el bloqueo impuesto a Cuba en 1961.

Por otro lado, en un comunicado divulgado este jueves, la ex secretaria de Estado, Hillary Clinton, que evalúa competir en la carrera por la Casa Blanca en 2016, dijo que apoya la decisión de Obama de «cambiar de rumbo» en la política hacia Cuba, la cual —dijo— solamente ha fortalecido al Gobierno en el poder.

Mientras, el senador Rand Paul, que también suena como posible candidato presidencial en 2016, se desmarcó hoy de las críticas de muchos de sus colegas del Partido Republicano al acuerdo con Cuba, y sostuvo que abrirse a un mayor comercio con la Isla «es, probablemente, una buena idea».

Sin embargo, EFE también da cuenta de que los legisladores republicanos por el estado de Florida anunciaron «en una tensa conferencia de prensa» que se reservan «todo tipo de acciones» para bloquear en el Congreso la decisión del presidente Obama de restablecer las relaciones diplomáticas con Cuba.

Se trata del senador Marco Rubio, «pálido y serio», y los representantes Mario Díaz-Balart e Ileana Ros-Lehtinen, «visiblemente afectada», como describe EFE.

AP,  por su parte, considera que las medidas de Obama han desnudado las divisiones entre los residentes de origen cubano en Miami. Unos expresaban abiertamente su  respaldo a los cambios en las relaciones con Cuba, al tiempo que algunos agredían verbalmente a un joven que portaba un cartel que leía: «Goodbye embargo» (Adiós bloqueo).

«Más de 40 años de bloqueo no han servido para nada. Hay que probar algo diferente. Esto es un buen comienzo» expresó Luis Serrano, quien viajó seis veces a la Isla para visitar a sus tres hermanos desde que llegó a Estados Unidos en 1998», dijo AP.

Por un lado están los cubano-estadounidenses de edad avanzada, que dejaron la Isla en los primeros años de la Revolución Cubana y que en su mayoría apoyan mantener el embargo (bloqueo) de más de cinco décadas, y prohibir o limitar lo más posible los viajes a la Isla, comenta la agencia noticiosa.

Por el otro lado están los más jóvenes, los nacidos en Estados Unidos, o los que llegaron en las últimas dos décadas, que tienden a avalar las medidas de apertura comercial y de viajes y la normalización de las relaciones entre ambos países.

La AP cita también a expertos del mundo académico e investigaciones en la Florida para sostener esas divisiones, entre ellas las realizadas por la Universidad Internacional de la Florida, que en cinco encuestas realizadas en los años 90, un promedio del 84 por ciento de «los exiliados» apoyaba el bloqueo, pero desde el 2000 en adelante el promedio de respaldo ha disminuido a cerca del 56 por ciento.

En la encuesta de 2014, difundida en junio, el 58 por ciento de los entrevistados dijo que se oponía a la continuación del embargo (bloqueo) y el porcentaje era aún mayor entre los más jóvenes: un 62 por ciento entre los cubanos de 18 y 29 años. En cambio, el 60 por ciento de los que tenían más de 65 años manifestó que lo apoyaba.

Más apoyos

Por otra parte, desde Latinoamérica llegaron los beneplácitos. El presidente ecuatoriano Rafael Correa —que de inmediato a los anuncios los saludó en su cuenta en Twitter— envió un abrazo de su pueblo a Gerardo, Ramón y Tony y dijo tener fe en que se acerca el fin del criminal bloqueo norteamericano contra Cuba, reportó PL.

Esperamos que pronto puedan venir a visitarnos, expresa el mandatario este jueves a través de su cuenta de Twitter, donde también califica de hermosamente increíble la decisión de los Gobiernos cubano y estadounidense de restablecer relaciones diplomáticas luego de más de 50 años de aislamiento entre los dos países.

El Partido Comunista de Venezuela se sumó al apoyo que siguen expresando los venezolanos y en un comunicado de su Buró Político califica el acontecimiento como «nueva victoria del pueblo cubano, de su Revolución y de la solidaridad internacional frente al imperialismo norteamericano».

La organización transmite su felicitación al Gobierno, al Partido Comunista de Cuba, a las organizaciones de masas, a la clase obrera y a todo el pueblo cubano «por la extraordinaria demostración de fortaleza que constituyen su dignidad y firmeza a lo largo de 56 años de Revolución y de 11 presidentes estadounidenses».

El presidente de la Comunidad del Caribe, Gaston Browne, expresó: «Es un motivo de gran satisfacción para mí que el apoyo decidido que los países de Caricom llevaron a cabo desde 1972 para detener el aislamiento de Cuba, haya ayudado a producir este resultado», dijo el también primer ministro de Antigua y Barbuda.

Browne expresó en una declaración escrita que recuerda «con orgullo» que hace tan solo nueve días, en ocasión de la Cumbre de Caricom-Cuba celebrada en La Habana, pidió al Congreso de EE.UU. que pusiera fin al «inútil» bloqueo a la Isla.

A su vez, el secretario general de Caricom, Irwin La Rocque, en un comunicado desde la sede en Guyana, también dio la bienvenida al avance hacia el restablecimiento de las relaciones diplomáticas. «Caricom ha sido durante mucho tiempo un defensor de la normalización de estas relaciones y ha planteado la cuestión en varias ocasiones en su interacción con las dos partes», dijo La Rocque.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.