Grecia: crisis, elecciones y película de horror

El conservador Antonis Samaras, primer ministro griego, anunció este lunes la realización de parlamentarias anticipadas para el 25 de enero próximo, tras el fracaso en la elección del nuevo jefe de Estado

Autor:

Juventud Rebelde

ATENAS, diciembre 29.— El conservador Antonis Samaras, primer ministro griego, anunció este lunes la realización de parlamentarias anticipadas para el 25 de enero próximo, tras el fracaso en la elección del nuevo jefe de Estado.

El excomisario europeo Stavros Dimas, candidato propuesto por el jefe de Gobierno, consiguió 168 votos a favor, por debajo de los 180 necesarios, del total de 300 escaños del legislativo. De acuerdo con la Constitución, el Primer Ministro debe, en ese caso, convocar a elecciones en un término de diez días, informa PL.

El país, con una deuda de unos 320 000 millones de euros que equivalen al 178 por ciento de su Producto Interno Bruto, atraviesa una grave crisis en medio de un desempleo superior al 25 por ciento de su fuerza laboral activa.

Las recetas de austeridad exigidas por la Comisión Europea (CE), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europeo (BCE) para ofrecer a Grecia desde 2010 un rescate de más de 240 mil millones de euros agravaron más la situación de la población.

El partido Syriza, que agrupa a organizaciones de izquierda que rechazan los planes de ajuste y es dirigido por Alexis Tsipras, encabeza los sondeos.

Ante el panorama, las acciones griegas retrocedieron y se reavivaron los temores de que la crisis de deuda soberana de la Zona Euro vuelva a encenderse, reporta Reuters.

El diario español El País señala que el FMI suspendió las negociaciones para un nuevo desembolso de la ayuda a Grecia, pero agrega que dicho organismo no dice qué pasará con el programa si Syriza se impone, porque una de sus promesas electorales es cancelar los términos del rescate.

Gerry Rice, responsable de comunicación del FMI, señaló en una nota que la discusión con las autoridades griegas se retomará «cuando el nuevo Gobierno esté formado».

El gran temor del FMI es que las autoridades «bajen la guardia» y den pasos atrás a la hora de aplicar las reformas exigidas. Las relaciones entre los acreedores y el Gobierno de Antonis Samaras no atravesaban su mejor momento. Pese a la presión, el Primer Ministro se negó a subir el IVA de los medicamentos y eludió un nuevo recorte de las pensiones, dos de las últimas peticiones de los acreedores.

En tanto, Alexis Tsipras aseguró que un Gobierno dirigido por su formación garantizaría los depósitos bancarios de los griegos, «en cooperación con sus socios europeos y el Banco Central Europeo», con los que negociaría.

«¡Acabemos con los relatos de terror!», llamó Tsipras en un largo y apasionado discurso. Según EFE, el líder criticó la campaña del miedo lanzada por Samaras contra los izquierdistas y aseguró que lo que funcionó en el 2012, cuando se celebraron los anteriores comicios generales, no funcionará esta vez, pues el pueblo sabe que el culpable de su miseria no es Syriza sino el Gobierno actual.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.