Las FARC-EP eleva edad de menores que se unan a sus filas

Este jueves la insurgencia anunció que dejará de enrolar a menores de 17 años en sus filas y negó a su vez que reclute jóvenes a la fuerza, tal y como sostuvo recientemente el Gobierno de su país

Autor:

Yailé Balloqui Bonzón

El reclutamiento de niños para la guerra ha sido un tema nebuloso que ha acarreado fuertes críticas a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), y que ha sido poco tratado durante estos dos años de diálogos de paz que mantienen la guerrilla y el Gobierno colombiano.

Este jueves, al término del ciclo 32 de conversaciones, la insurgencia anunció que dejará de enrolar a menores de 17 años en sus filas y negó a su vez que reclute jóvenes a la fuerza, tal y como sostuvo recientemente el Gobierno de su país.

En un texto leído por el Comandante Iván Márquez, apuntan que la medida forma parte de sus esfuerzos para el desescalamiento del conflicto y para que cada vez sean menos las generaciones y jóvenes involucrados en una confrontación militar.

«Contrario a lo que divulga la propaganda institucional y quienes buscan deslegitimarnos, bajo ninguna circunstancia hemos procedido a reclutar forzosamente ni a menores ni a ningún combatiente», subraya el texto publicado cuando se celebra el Día internacional contra el reclutamiento infantil.

Sin embargo, reconocen que en numerosas ocasiones se han visto en la necesidad de llevar consigo a familias, viudas o a huérfanos sobrevivientes de grupos paramilitares o por fuerzas estatales.

En ese sentido acusaron al Ejército colombiano de sí reclutar a menores y jóvenes de sectores populares empobrecidos y los ha entrenado en unidades militares y de policía para «infiltrarlos en la guerrilla y realizar tareas de inteligencia».

La nueva decisión guerrillera fue aplaudida con prudencia por el propio presidente Juan Manuel Santos y por el jefe negociador gubernamental en La Habana, Humberto de la Calle. Para el mandatario este constituye «un paso en la dirección correcta» pero aclaró que «el clamor de todos los colombianos es no tener más niños en la guerra».

De la Calle, por su parte, coincidió con Santos y recordó que los criterios internacionales establecen la mayoría de edad en los 18 años por lo que esa debe ser la edad fijada, al tiempo que reclamó a la guerrilla que prescinda de todos los menores que actualmente integran sus filas.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.