Consultantes bipartidistas de EE.UU. se unirán en busca del fin del bloqueo

Bajo el nombre de Engage Cuba (Participar en Cuba), el grupo comenzará en mayo sus actividades en ambas cámaras legislativas con el fin de levantar las prohibiciones comerciales y de viajes a la Isla

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, abril 17.— Un grupo fuerte de operadores políticos están estableciendo una nueva campaña lobbysta para presionar al Congreso de Estados Unidos a fin de derogar el prolongado bloqueo «comercial y de viajes» a Cuba, informó el diario The Wall Street Journal.

Bajo el nombre de Engage Cuba (Participar en Cuba), el grupo comenzará en mayo sus actividades en ambas cámaras legislativas con el fin de levantar las prohibiciones establecidas desde los años sesenta y que constituyen un vestigio de la Guerra Fría.

Para ayudar en este esfuerzo, el grupo ha conservado algunos operadores políticos veteranos de ambos partidos (Demócrata y Republicano) con profundos lazos con los líderes y los intereses empresariales del Congreso, agregó el Journal.

Entre ellos menciona a Steven Law, un ex funcionario de la Cámara de Comercio de EE.UU. y actual presidente de American Crossroads, quien servirá como asesor principal del grupo. La American Crossroads es un poderoso PAC (Comité de Acción Política) grupo que gasta millones en respaldar candidatos republicanos y causas.

Law se ha unido a Luke Albee, un veterano operativo demócrata que tiene décadas de experiencia en el Capitolio y, según el diario, ayudó a concebir el grupo Luis Miranda, un antiguo director de medios hispanos en la Casa Blanca y ayudante del presidente Barack Obama.

También dos fuertes lobbystas republicanos de la firma Fierce Government Relations dirigirían las actividades de cabildeo en la Cámara de Representantes, y en el Senado. En el primer caso se trata de Kirsten Chadwick, quien fuera ayudante de George W. Bush, y el segundo es Billy Piper, ex ayudante principal del senador Mitch McConnell.

Engage Cuba representará a grandes grupos de negocios y organizaciones no gubernamentales y dice que ya tienen compromisos financieros de estos. Formalmente se presentará en mayo, con el propósito de abrir o propiciar un acercamiento de la economía cubana a más negocios estadounidenses.

Según publica The Wall Street Journal, el National Foreign Trade Council, que representa a las más grandes corporaciones y lobbies para expandir el comercio internacional, firmará como miembro de Engage Cuba y otros miembros serán anunciados en el lanzamiento oficial del próximo mes.

El diario recuerda que en diciembre Obama anunció el restablecimiento de los vínculos diplomáticos con La Habana y permitió más viajes a Cuba, y en esta semana el Presidente dio otro paso en ese proceso dando a conocer que su administración había sacado a Cuba de la lista de Estados patrocinadores del terrorismo.

Muchas empresas estadounidenses ven a la Isla como una gran oportunidad de negocios potencial. Un grupo que representa los intereses agrícolas ya ha formado un grupo de presión en busca de relaciones comerciales normales, mientras que las empresas de telecomunicaciones y de tecnología han comenzado a explorar los mercados cubanos bajo algunas excepciones del bloqueo que anunció Obama en diciembre pasado, añade The Wall Street Journal.

Eliminar por completo el bloqueo requiere del voto del Congreso. El Journal apunta que aunque algunos miembros de ambos partidos del Congreso han expresado su apoyo a la derogación de este, muchos republicanos argumentan que el descongelamiento de las relaciones no conducirá a «una mayor apertura y a la democracia en la Isla».

James Williams, un consultante que servirá como presidente de Engage Cuba, dijo que el bloqueo representa una política fallida, refiriéndose a los propósitos estadounidenses, entre ellos «cambiar el régimen», por lo que declaró: «El aislamiento por 54 años ha cumplido alguno de nuestros propósitos? La respuesta es claramente no».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.