Protestan víctimas del terremoto en Nepal por lentitud de la ayuda - Internacionales

Protestan víctimas del terremoto en Nepal por lentitud de la ayuda

En la capital, Katmandú, unas 200 personas protestaron afuera del Parlamento, pidiendo más ómnibus para volver a sus casas en partes remotas de la nación y agilizar la distribución de la ayuda que está llegando al país

Autor:

Juventud Rebelde

KATMANDÚ, abril 29.— Ciudadanos nepalíes bloquearon el miércoles los camiones que llevaban suministros para las víctimas del terremoto, exigiendo que el Gobierno haga más para ayudar tras el desastre que dejó más de 5 200 muertos y decenas de miles de personas sin hogar, reportó Reuters.

En la capital, Katmandú, unas 200 personas protestaron afuera del Parlamento, pidiendo más ómnibus para volver a sus casas en partes remotas de la nación y agilizar la distribución de la ayuda que está llegando al país.

En la aldea de Sangachowk, uno de los distritos más golpeados por el terremoto y que se ubica a unas tres horas de la capital, los irritados habitantes bloquearon la carretera con neumáticos.

Los lugareños detuvieron dos camiones que se dirigían a la capital del distrito con arroz, fideos y galletas. Más tarde, detuvieron un convoy de tres camiones del Ejército con suministros de ayuda, generando una tensa situación con soldados armados.

«El Gobierno no nos ha dado comida», dijo Udhav Giri, de 34 años. «Los camiones cargados con arroz pasan sin detenerse. La sede del distrito se está quedando con toda la comida».

El Gobierno trataba de evaluar la dimensión real de la devastación generada por el sismo del sábado, de magnitud 7,8.

«Es un desastre a una escala sin precedentes. Ha habido algunas debilidades en la gestión de la operación de asistencia», dijo el ministro de Comunicación de Nepal, Minendra Rijal, el martes.

Un funcionario del Ministerio del Interior de Nepal indicó que la cifra confirmada de muertos subió a 5 238 en la noche del miércoles. Casi 10 350 personas resultaron heridas en Nepal, mientras que más de 80 murieron en India y China.

No obstante, el miércoles se vieron señales de que Katmandú retornaba lentamente a la normalidad. Algunas personas se disponían a volver a sus casas a dormir, tras pasar las últimas cuatro noches a la intemperie por temor a que sus dañadas viviendas no aguantaran las réplicas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.