España sin mayorías absolutas en elecciones

El movimiento de Pablo Iglesias y Ada Colau se impuso con más escaños de los esperados en todas las comunidades autónomas. PP retrocede, izquierda recupera posiciones

Autor:

Juventud Rebelde

MADRID, mayo 25. —Tras una jornada electoral caracterizada por el retroceso de los partidos tradicionales y el terreno ganado por fuerzas emergentes, en España se dibuja un escenario de cambios, refiere Telesur.

Las elecciones municipales autonómicas celebradas el domingo en el país europeo  apuntan a un panorama donde se diluyen las mayorías absolutas. Tal escenario es más evidente en Barcelona, donde la activista antidesahucios, Ada Colau, derrotó al alcalde Xavier Trías y su partido, Barcelona en Comú, consiguió 11 concejales, uno más que la fuerza del edil saliente.

En unos comicios en los que la participación se ubicó en casi 65 por ciento, este movimiento de izquierda hizo que en Barcelona los sufragantes salieran a votar más que en 2011, apoyado por una coalición que encabeza Podemos, el partido que ha marcado el destino del bipartidismo.

«Colau es heredera de todo lo que sucedió el 15-M, donde varios de los residentes se sintieron protagonistas de esta historia y probablemente eso impulsó la participación. En Barcelona la participación fue ocho puntos mayor que en 2011», subrayó el colaborador de TeleSUR en esa ciudad, Joan Ortíz Sierra.

El llamado bipartidismo –formado por el gobernante Partido Popular (PP) y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE)— registró un profundo deterioro al lograr alrededor del 50 por ciento de los votos, muy por debajo del 65,3 por ciento alcanzado hace cuatro años.

En el caso particular del PP, perdió más de dos millones de votos con respecto a 2011, y aunque ganó los comicios, no logró retener las comunidades más importantes.

Durante los últimos meses los sondeos de opinión apuntaban a ese cambio, por la irrupción de fuerzas como Podemos (izquierda) y Ciudadanos (liberales centristas).

Podemos nació de las protestas sociales en 2014, cuando la austeridad económica y la política tradicional que, a su juicio, representan PP y el PSOE quebrantaron al país. Como en la mayor parte de municipios y regiones ningún partido obtuvo la mayoría absoluta que le permita formar gobiernos, el resultado de las urnas deberá perfilarse con acuerdos que permitan establecer autoridades locales más o menos estables.

A pocos meses de realizarse las elecciones generales, los resultados del domingo mostraron que en lo adelante los dos partidos tradicionales necesitarán el apoyo de otras formaciones para poder gobernar en algunos lugares, mientras que en otros quedarán incluso fuera del gobierno.

En tanto, aunque la coalición de izquierda está clara de que gobernarán las minorías, en Barcelona por ejemplo, Colau buscará ampliar alianzas para depurar la entidad de los recortes, el desempleo y desigualdad social.

Con un 90,94 por ciento escrutado, quedaron así: el PP logró 21 695 concejales, el PSOE 19 887, concejales; CiU 3 273, concejales; ERC, 2 358 concejales, IU (izquierda Unida), 2 162 concejales; Ciudadanos, 1  454 concejales.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.