EE.UU. alista cambios para detener avance del EI en el Medio Oriente

Estados Unidos alista hoy cambios en su estrategia contra los fundamentalistas, que incluyen el envío de otros 400 asesores al país árabe este verano

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, junio 10.— Tras recientes reveses de las fuerzas armadas de Iraq frente al Estado Islámico (EI), Estados Unidos alista hoy cambios en su estrategia contra los fundamentalistas, que incluyen el envío de otros 400 asesores al país árabe este verano, reporta PL.

La decisión aumenta de cuatro a cinco los centros de entrenamiento de unidades iraquíes que se unen al combate contra este grupo extremista y a unos tres mil 500 los militares estadounidenses en esa nación del Levante.

El Pentágono mantiene dos de estos sitios de preparación militar en las inmediaciones de Bagdad, la capital, uno en la base aérea de Al Asad, en la provincia de Anbar y el otro cerca de la norteña localidad de Irbil.

De acuerdo con el diario The New York Times, el nuevo campamento estará en la base de Al Taqqadum, en las inmediaciones de la ciudad de Habbaniya.

Durante 2014 Estados Unidos entrenó unos nueve mil efectivos iraquíes, pero los reportes del Departamento de Defensa no dan detalles sobre la cantidad de estos que se mantienen en las filas de las fuerzas leales al Gobierno de Bagdad.

Las nuevas directivas de la Casa Blanca para la lucha contra el EI prevén mantener e incluso incrementar la campaña aérea que la coalición militar encabezada por Washington inició el 8 de agosto en suelo iraquí y extendió a territorio sirio el 23 de septiembre, sin la anuencia del Gobierno de Damasco.

A pesar de que hasta la fecha Estados Unidos y sus aliados lanzaron más de tres mil bombardeos contra el EI en ambas naciones árabes, medios de prensa estadounidenses aseguran que este grupo controla casi un tercio de Iraq y cerca de la mitad de Siria.

Según el Times, las operaciones en los próximos meses concentrarán sus esfuerzos en la recuperación de Ramadi, en poder de los fundamentalistas desde el mes pasado.

Tras la caída de esa urbe , el secretario de Defensa Ashton Carter declaró que este revés fue producto de la falta de voluntad de los iraquíes para luchar, lo que provocó reacciones inmediatas de las autoridades de ese país, que rechazaron esa aseveración.

Por su parte, el presidente Barack Obama descarta la eventual participación de fuerzas terrestres norteamericanas directamente en combate en suelo iraquí.

Pero la viabilidad de la estrategia norteamericana está bajo intenso escrutinio en Washington, en momentos en que el Congreso tiene pendiente analizar la Autorización del Uso de la Fuerza Militar contra el EI presentada en febrero pasado por Obama.

En este contexto, el portavoz del Departamento de Estado, John Kirby, dijo ayer que las acciones militares norteamericanas contra el EI en Iraq pueden prolongarse por tres o cinco años, por lo que pidió un poco de paciencia estratégica sobre el asunto y enfatizó que Estados Unidos tiene una estrategia integral para combatir a los fundamentalistas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.