Europa a los inmigrantes: ¿abre o cierra la muralla?

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, pidió este jueves a los estados miembros que presenten compromisos claros para la acogida de demandantes de asilo a finales de julio y no caigan en la hipocresía

Autor:

Juventud Rebelde

BRUSELAS, junio 25.— El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, pidió este jueves a los estados miembros que presenten compromisos claros para la acogida de demandantes de asilo a finales de julio y no caigan en la hipocresía.

«La solidaridad sin sacrificio es pura hipocresía y no necesitamos declaraciones vacías de solidaridad, sino hechos y cifras», declaró Tusk a su llegada a la Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno que se celebra jueves y viernes en Bruselas, reporta EFE.

Tusk reconoció que no existe consenso entre los Veintiocho para aceptar cuotas de asilo obligatorias, pero recalcó que un sistema voluntario no puede ser la excusa para no hacer nada, al tiempo que dijo que este Consejo Europeo debe mandar un «mensaje fuerte».

El dirigente europeo afirmó que contener la inmigración irregular debería ser una prioridad. «Todos los que no son demandantes de asilo legítimos no tendrán ninguna garantía de quedarse en Europa», subrayó.

EFE agrega que la canciller alemana, Angela Merkel, consideró que «la propuesta de la Comisión Europea va en la dirección adecuada», pero señaló que existen ciertas tensiones entre diferentes países por esta cuestión. «No nos lo podemos permitir», advirtió Merkel.

Un despacho de AFP refiere que el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, anunció que, pese a la  oposición de los estados miembros, mantendrá su proposición de repartos en la Cumbre en Bruselas.

En el documento, los jefes de Estado y de Gobierno están simplemente invitados a «dar su acuerdo a la reubicación, a lo largo de un período de dos años, de 40 000 personas llegadas a Italia y Grecia».

Los ministros del Interior discutirán sobre el reparto los  días 9 y 10 de julio. En tanto, ante oleadas de personas llegadas irregularmente a sus costas, Italia enfrenta una emergencia humanitaria, agravada por la decisión de Francia, Austria y Suiza de cerrar sus fronteras a los inmigrantes.

Notimex apunta que la crisis ha tocado, incluso, ciudades principales italianas, como Roma y Milán, adonde han llegado miles de inmigrantes que no han podido continuar su viaje hacia el norte de Europa.

En ese contexto, el primer ministro italiano, Matteo Renzi urgió a Europa a enfrentar la crisis conjuntamente, aunque la respuesta de Francia es que se trata de un problema italiano y que Roma debe crear centros especiales donde identificar y diferenciar a los solicitantes de asilo de los migrantes económicos.

Renzi anunció un «Plan B», que consistiría en dar a todos los solicitantes de asilo permisos temporales que les permitirían permanecer en territorio italiano y eventualmente viajar a otras naciones europeas. Los migrantes económicos, por su parte, serían repatriados, amplía Notimex.

Según el Ministerio del Interior, en lo que va de 2015 han llegado a Italia casi 60 000 indocumentados, un número levemente superior respecto al mismo período de 2014.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.