Terroristas de E.I destruyen públicamente antiguas estatuas sirias

Los extremistas violentos no destruyen el patrimonio como daño colateral; ellos se enfocan sistemáticamente en monumentos y sitios para atacar a las sociedades en su núcleo

Autor:

Juventud Rebelde

PALMIRA, julio 4. — Militantes terroristas del autodenominado Estado islámico destruyeron tesoros culturales de la antigua ciudad siria de Palmira, entre ellos un artefacto que data del siglo II, según una declaración del mismo grupo, de los medios de comunicación estatales sirios y de la CNN.

Un contrabandista con al menos seis estatuas antiguas fue capturado por los yihadistas en la provincia de Alepo y fue trasladado a un autoproclamado tribunal islámico en la ciudad de Manbij, controlada por ISIS, indicó el jueves un comunicado en los sitios de redes sociales del grupo.

Los militantes destruyeron las reliquias con mazos y azotaron al contrabandista en una plaza pública llena de espectadores, luego de que el tribunal determinara que los objetos de siglos de antigüedad violaban la interpretación radical de ISIS del Islam.

En Palmira, un sitio declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO que data de hace 2.000 años, E.I destruyó la estatua del dios Allat, un objeto antiguo significativo que muestra a un león que atrapa a un venado entre sus patas.

«Los terroristas de ISIS (E.I) han destruido una de las estatuas más importantes descubiertas en Siria en términos de calidad y peso... fue descubierta en 1977 y data del siglo II, d.C.», le dijo Ma moun Abdul-Karim, director de museos y antigüedades, a la agencia estatal de noticias SANA el jueves.

El miércoles, la organización cultural de la ONU acusó al autoproclamado Estado Islámico de realizar una «limpieza cultural» como parte de una campaña global de propaganda para reclutar combatientes extranjeros y desmantelar la estructura de las sociedades en Oriente Medio.

«Los extremistas violentos no destruyen el patrimonio como daño colateral; ellos se enfocan sistemáticamente en monumentos y sitios para atacar a las sociedades en su núcleo», dijo Irina Bokova, directora general de la UNESCO, en Chatam House de Londres.

Los actos de E.I de vandalismo cultural en la maravilla del mundo iniciaron cuando el grupo tomó el control de Palmira de manos de las fuerzas del gobierno en mayo.

La ciudad oasis es conocida como la «novia del desierto» por su exquisita colección de ruinas a lo largo de una histórica ruta comercial que una vez unió a Persia, India y China con el Imperio Romano.

El mes pasado, ISIS hizo explotar al menos dos santuarios musulmanes antiguos en la que una vez fue una ciudad monumental, semanas después de que demoliera la antigua ciudad asiria de Nimrud y llevara mazos a las estatuas en el museo de Mosul.

«Hoy vemos que el patrimonio y la cultura a veces llega a estar al frente del conflicto», le dijo Bokova al Royal United Services Institute (RUSI) en Londres el jueves.

«La destrucción deliberada, lo que vemos hoy en Iraq y Siria, ha alcanzado niveles sin precedentes en la historia contemporánea».

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.