Brasil y Alemania impulsan intercambio

Movimientos sociales y gremios brasileños mostraron su apoyo a la presidenta Dilma Rousseff

Autor:

Juventud Rebelde

BRASILIA, agosto 20.— La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, y la canciller federal de Alemania, Angela Merkel, dos de las figuras femeninas más renombradas en el ambiente político mundial de hoy, activaron el intercambio comercial entre los dos bloques económicos más importantes en América y Europa.

Rousseff y Merkel se reunieron este jueves en Brasilia como parte de la visita que realiza la europea al gigante sudamericano. Según informó la anfitriona, se reafirmó el camino para impulsar el intercambio entre la Unión Europea y el Mercado Común del Sur (Mercosur) y se concretó una agenda para buscar soluciones a los problemas ambientales, reportó Telesur.

Rousseff calificó la visita como histórica, gracias a los resultados obtenidos mediante un formato innovador, que permite la reunión de presidentes y ministros cada dos años para tratar temas bilaterales.

En total, dijo, se firmaron 17 acuerdos que permiten la cooperación entre ambos para mejorar los procesos productivos en la tierra y la pesca; se trabajará de forma conjunta en el sector portuario, la bioeconomía, la educación, la salud y la seguridad alimentaria.

Durante la rueda de prensa desde el Palacio presidencial de Planalto, la mandataria brasileña resaltó la importancia de la ampliación de los acuerdos entre ambas naciones, los cuales se centrarán en inversión para la creación de nuevas infraestructuras y mejorar el uso de la energía eléctrica.

Rousseff destacó el papel que ha desempeñado Alemania en el tema ambiental, país que colaborará con la nación sudamericana en la preservación de las áreas protegidas del Amazonas brasileño. En ese sentido, comentó que se tocaron temas que se expondrán en la XXI Conferencia sobre el cambio climático, que se efectuará el próximo mes de diciembre en París.

Entretanto, Merkel manifestó que Alemania «tiene interés en cooperar con energías renovables y también en dar todo el apoyo en el área de infraestructura y de líneas de transmisión» de electricidad.

Respecto a la agenda vinculada a los acuerdos sobre el tema climático, la Canciller alemana aseveró que será intensa y en torno a la cita parisina de fines de 2015, consideró que «lo importante es que cada país haga lo que puede hacer y contribuya para evitar que la temperatura del planeta suba otros dos grados».

La reunión entre Rousseff y Merkel se llevó a cabo en el marco de la primera edición de las Consultas Intergubernamentales Brasil-Alemania.

Ambos países firmaron un acuerdo de cooperación ambiental, para promover la conservación del entorno, especialmente en la zona del Amazonas, con el fin de acabar con la deforestación ilegal para 2030.

La inversión, según se acordó, supera los 54 millones de euros, que tienen como principal objetivo contrarrestar los efectos del cambio climático en Brasil y promover el uso renovable de la energía.

Mientras, en el interior de Brasil, movimientos sociales y gremios de izquierda mostraron su apoyo a la Presidenta con movilizaciones en las principales ciudades de ocho estados de Brasil en defensa de la democracia y contra los intentos de crear un clima de inestabilidad política.

Convocados por la Central Única de Trabajadores (CUT), la Unión Nacional de Estudiantes (UNE) y los movimientos de Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) y de Trabajadores Sin Techo (MTST), miles de personas salieron a las calles para rechazar las tentativas de sectores políticos de destituir a la mandataria, y pedir la renuncia del líder de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, anunció PL.

El máximo representante de los diputados es considerado como uno de los principales instigadores en crear un clima de inestabilidad política nacional.

La Federación Única de los Petroleros (FUP) participó también en varias marchas para apoyar la lucha contra la corrupción y refutar las tentativas de la oposición de quitar a Petrobras como principal actor en los bloques ubicados en la zona de pre-sal en aguas profundas del océano Atlántico.

Militantes de los partidos de los Trabajadores (PT), en el Gobierno, y Comunista do Brasil (PCdoB) se sumaron a estas protestas y concentraciones, en las cuales se rechazaron además las medidas de recortes de gastos impulsadas por el Gobierno para reanimar la economía.

Rousseff sigue recibiendo muestras de solidaridad no solo dentro de su país, sino de organizaciones y Gobiernos que la respaldan. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, expresó su solidaridad con el Gobierno de Brasil.

El Presidente de Venezuela se unió durante la jornada de este jueves al twitazo convocado por la Revolución Bolivariana en apoyo a la mandataria brasileña y otras figuras políticas, como el ex presidente, Luiz Inácio Lula da Silva.

Igualmente, representantes de organizaciones sociales, sindicales y de inmigrantes se manifestaron a favor de Dilma Rousseff, ante la embajada brasileña en España,

La demostración fue convocada por el Movimiento Mundial de Solidaridad con la Revolución Bolivariana en Venezuela en apoyo a las autoridades brasileñas, objeto de presiones con el pretexto de la corrupción y problemas económicos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.