Una Cuba auténtica le dice NO al bloqueo - Internacionales

Una Cuba auténtica le dice NO al bloqueo

El rechazo de toda la sociedad civil cubana a la política de aislamiento impuesta por Estados Unidos fue palpable durante un encuentro sostenido por representantes de ese amplio espectro

Autor:

Marylín Luis Grillo

La sociedad civil cubana, entre la que destacó una representación sólida y numerosa de los jóvenes del país, desarrollaron este viernes su XII Foro contra el bloqueo, en el cual reflejaron la amplia y enérgica demanda por el cese de esta política ilegal y genocida que ha afectado a toda la población durante más de cinco décadas.

Coordinado por la Asociación Cubana de las Naciones Unidas, la reunión contó con destacados panelistas y delegados de cerca de 140 organismos agrupados dentro de movimientos juveniles, estudiantiles, sindicatos, organizaciones sociales, científicas, culturales, y de diversas denominaciones religiosas y fraternales, así como instituciones no gubernamentales, regionales e internacionales con sede en la Isla y entidades cubanas afectadas por el bloqueo.

A decir del jurista Luis Solá, presidente de la Sociedad Cubana de Derecho Internacional, refiriéndose a los allí convocados: «la verdadera sociedad civil cubana son ustedes, los que representan nuestros legítimos intereses y el deseo de mantener un proceso social único en América Latina donde realmente la verdad y la justicia son palabras de orden en todo momento».

Describió además en su ponencia la ilegalidad del bloqueo y el derecho de restitución financiera, material y moral que tienen los cubanos.

Por su parte, Nieves Picó, del Instituto Nacional de Investigaciones Económicas, dialogó sobre la metodología para calcular su costo, que asciende a más de 833 000 millones de dólares, en cálculos conservadores que no pueden abarcar muchos daños no cuantificables infligidos a la sociedad cubana.

La voz joven de la nación se hizo presente de manera significativa. Abrió la sesión de intervenciones de los reunidos el niño Kennys Matos, representante de la Organización de Pioneros José Martí y de un sector seriamente afectado por las limitantes del bloqueo: los discapacitados físico-motores.

El pionero comentó su felicidad de haber nacido en Cuba, un país que garantiza la ayuda humanitaria a todos sus pobladores, indicó además que «con bloqueo y sin bloqueo seguiremos siendo cubanos, seguiremos teniendo el valor que hasta ahora hemos tenido» y concluyó con la frase martiana: «Los que no tienen el valor de sacrificarse han de tener, al menos, el pudor de callarse ante los que se sacrifican».

De igual forma, usó de la palabra por la Organización Continental Latinoamericana y Caribeña de Estudiantes (OCLAE), Heidy Villuendas Ortega, quien en nombre de los más de 120 millones de integrantes del organismo demandó el cese de esta política ilegal, inhumana y genocida que provoca «la violación sistemática y masiva de los derechos humanos de los estudiantes cubanos al no permitirles el directo y completo desenvolvimiento en sectores tan importantes de nuestro país como la educación, la ciencia, la cultura, a pesar de los esfuerzos realizados por el Gobierno Revolucionario cubano».

Asimismo se expresó Alejandro Mesa, miembro del Secretariado de la Federación Estudiantil Universitaria, quien exhortó a los movimientos estudiantiles del mundo a hacer públicas sus acciones de solidaridad con Cuba y su reclamo por el fin del bloqueo.

Un acercamiento particular al impacto que el bloqueo tiene en los centros de altos estudios lo ofreció el joven profesor Waldo Barrera, de la Universidad de Ciencias Informáticas, institución que según explicó, sufre, por esa política, de limitaciones en el acceso a la información, a numerosas páginas y servicios de internet, en un sector que requiere del contacto inmediato con las más recientes tecnologías.

Otra organización estudiantil presente fue la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media, con la participación Lianet Marrero.

Al cierre del evento, Teresa Viera Hernández, directora del Centro de Estudios sobre la Juventud, concluyó que en Cuba «poseemos una juventud comprometida con la justeza de este proyecto revolucionario», que continuará firme a su legado histórico.

Participaron también en el diálogo la Filial Cubana de la Internacional de Médicos para la prevención de la guerra nuclear —institución ganadora del Nobel de la Paz—, la Sociedad Nacional Cubana de la Cruz Roja, la Asociación de Pedagogos de Cuba, la Unión Nacional de Juristas, la Cátedra del Adulto Mayor de la Universidad de La Habana, la Asociación Cubana de Pediatría, el Movimiento Cubano por la Paz, la Comunidad cubano-árabe, el Sacro Arzobispado Ortodoxo, la Federación de Mujeres Cubanas, los sindicatos de trabajadores de  la Construcción, de la Salud, y de la Educación, la Ciencia y el Deporte, así como la Sociedad Económica de Amigos del País y la Academia de Ciencias de Cuba, ambas creadas durante el período colonial.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.