Cuba no se ha equivocado, el mundo entero la acompaña

Pese a que el representante norteamericano pareció reciclar el discurso de otro año, el testimonio de 191 países opuestos al bloqueo condenó el cerco económico, financiero y comercial y reconoció la hidalguía de una nación que ha roto el aislamiento

Autor:

Enrique Milanés León

Cuba consiguió este martes el más amplio respaldo internacional en las 24 votaciones que desde 1992 promueve en la Asamblea General de las Naciones Unidas, contra el bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos, cuando 191 naciones votaron a favor de la resolución de la Isla, ninguna se abstuvo y solo Estados Unidos —el país bloqueador— e Israel se opusieron a ella.

En su intervención antes de la votación, el ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, llamó a no confundir la realidad con los deseos ni la buena voluntad de las palabras. «Los hechos demuestran con claridad que el bloqueo está en plena aplicación. Diez meses después del 17 de diciembre no se ha producido modificación tangible de bloqueo», sostuvo.

El canciller agradeció a los pueblos, gobiernos, miembros de la sociedad civil y organizaciones internacionales que han contribuido año tras año a consolidar la justeza de esta demanda cubana y expresó gratitud al pueblo estadounidense por secundar nuestro propósito.

Con una postura que sorprendió a muchos por su tozudez política, en la explicación del voto negativo de su país, el representante de Estados Unidos «lamentó» que Cuba optara por su resolución anual y sugirió que la Isla había equivocado su estrategia para el informe. El diplomático se concentró en la mención de medidas que —aunque también han sido reconocidas por Cuba— no han significado avances sustanciales en el desmontaje del bloqueo.

El representante estadounidense consideró lamentable que Cuba presentara una resolución «casi idéntica» a las de años anteriores. En cambio, lo que resultó evidente fue otro episodio —con el mismo enviado del Departamento de Estado— de arrogancia y ceguera ante lo evidente.

Otro pasaje singular de su intervención fue la afirmación de que Estados Unidos sigue comprometido con la «cooperación» con Cuba en beneficio de ambos países y del hemisferio y en el apoyo al «respeto a los derechos humanos y libertades fundamentales para todos» los cubanos, una expresión que vuelve a manipular políticamente el término, usado por Washington para justificar la agresividad de su política.

Tras la intervención del diplomático estadounidense, la representante de Nicaragua, al explicar su voto, afirmó que esperaba de aquel palabras diferentes, pero en cambio escuchó la misma retórica y arrogancia para justificar «lo injustificable».

«Cuba no se ha equivocado al presentar su resolución; el mundo entero la acompaña», afirmó la representante nicaragüense en respuesta directa al norteamericano antes de añadir, a partir de una frase de Salvador Allende, que América Latina y el Caribe exigen, con su voz de continente, a Estados Unidos que cese el bloqueo a Cuba.

El cese del bloqueo es una causa mundial

Tras estudiar el informe del secretario general de la ONU y el proyecto de resolución de la Isla, representantes de organismos regionales y de varios países se pronunciaron a favor de la exigencia cubana.

El representante permanente de Irán, en nombre del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL), destacó el apoyo abrumador, por 23 años, de la Asamblea General a la demanda de Cuba. «El MNOAL llama a EE.UU. a poner fin al bloqueo que viola el derecho internacional, la Carta de la ONU y las relaciones pacíficas entre los estados», dijo. Además, denunció que esta política causa severos daños al pueblo de Cuba en salud pública, nutrición, agricultura, comercio y  turismo.

Apuntó que, pese al restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, el bloqueo se ha hecho más estricto en esta administración, lo que se expresa en la imposición de 42 multas contra entidades estadounidenses y extranjeras por más de 13 000 millones de dólares.

El representante permanente de Ecuador intervino a nombre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), entidad que expuso que el bloqueo es todavía el principal obstáculo al desarrollo de los cubanos. «La Carta de la ONU consagra derechos, obligaciones y principios y no debe ser objeto de violación y menoscabo por ningún miembro», sostuvo.

El diplomático sudafricano que habló a nombre del Grupo de los 77 y China (G77) declaró que es hora de que el Congreso de Estados Unidos ponga fin al bloqueo. Es desalentador que el Congreso no aprobara ninguna de las leyes que han tratado de suavizarlo, agregó.

Por el contrario, denunció, se han presentado en el Congreso de Estados Unidos  diez iniciativas jurídicas para impedir la aprobación de nuevas medidas ejecutivas que aligeren el bloqueo.

El representante de Sierra Leona, a nombre de los estados africanos, afirmó que el fin inmediato del bloqueo es imperativo para promover mejores condiciones de vida para Cuba.

Acto seguido, en representación de la Organización Islámica de Cooperación, un diplomático de Kuwait afirmó que el bloqueo no solo ha dañado la economía cubana, sino que afecta además a terceros países. «Continuar ignorando la voluntad internacional socava la credibilidad de la ONU», sentenció.

Jamaica, a nombre de la Comunidad de países del Caribe (Caricom), señaló que el bloqueo preocupa a esta organización. «Nuestro desarrollo regional depende de nuestro avance y progreso colectivo, y en ese sentido el bloqueo no es solo contra Cuba sino un impedimento a nuestro desarrollo colectivo», comentó en el plenario.

Mercosur fue representado por un diplomático de Paraguay, quien recordó que ese organismo considera que el bloqueo viola los principios de la Carta de Naciones Unidas y las normas del derecho internacional. «En este nuevo contexto, es hora de ponerle fin», dijo.

El representante de Malasia en la ONU, a nombre de la Asociación de Estados del Sudeste Asiático, sostuvo que el paso más importante sería que EE.UU. pusiera fin al bloqueo. «Eso haría avanzar los esfuerzos de esta Asamblea por una agenda hacia el desarrollo más incluyente», consideró.

México recordó su permanente solidaridad con Cuba. «Como en años anteriores, reiteramos que los únicos órganos con capacidad de aplicar sanciones son el Consejo de Seguridad y la Asamblea General», afirmó su representante, quien reconoció el elevado índice de desarrollo humano alcanzado por Cuba, pese al bloqueo. Su eliminación «facilitaría la reconversión de la economía cubana, con beneficios para la región», comentó.

En tanto, la representante permanente de Colombia reiteró que es voluntad internacional que cese esta política de Estados Unidos, lo cual se muestra en la abrumadora mayoría que la condena.

Vietman reafirmó su continua solidaridad con Cuba. Su representante recordó los reiterados llamados de la Asamblea General al cese del bloqueo y denunció que este atenta contra la construcción de sólidas relaciones internacionales.

El representante de Egipto coincidió en que el bloqueo no ha menguado. «Se han hecho más estrictos los límites contra el acceso de los cubanos a alimentos y medicinas», señaló antes de reiterar el llamado a Estados Unidos a aprovechar «esta oportunidad histórica y    cumplir de inmediato la voluntad de estas sesiones de la Asamblea General».

La Venezuela amiga habló en la ONU para denunciar el sistema de sanciones más injusto, severo y prolongado aplicado contra cualquier país. «El brutal bloqueo ha pretendido doblegar la determinación de los cubanos de construir patria libre y soberana, ha pretendido afectar el desarrollo de su pueblo y además aislar a Cuba», señaló su representante Rafael Ramírez, quien agregó que no solo Washington ha fracasado en su intento de aislar a Cuba, sino que la que está aislada es la voluntad del acosador.

Estados Unidos debe cesar de imponer sanciones, contra Cuba y contra Venezuela. Que se entienda que el Congreso norteamericano no tiene facultades para legislar en contra del mundo, añadió.

Brasil dio la bienvenida a los progresos de Cuba en la actualización de su modelo económico y comentó que la cooperación con la Isla es sistemáticamente boicoteada. «En el momento en que la ONU cumple 70 años, el fin del bloqueo sería un mensaje de compromiso renovado con las causas del mundo», sostuvo.

Mientras, Rusia afirmó que las sanciones unilaterales para conseguir fines políticos no se justifican. «Es un vestigio de la guerra fría que intencionalmente obstaculiza el desarrollo sostenible del pueblo cubano. Esperamos que la eliminación definitiva del bloqueo sea el paso lógico después del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos», declaró.

China, «que siempre ha defendido el respeto a la autonomía de los estados y se opone a las sanciones», dijo esperar que Estados Unidos y Cuba mantengan el diálogo y que el primero «elimine plenamente las sanciones económicas».

Para Bolivia, este es un ejemplo de la unilateralidad con que Washington actúa en el mundo. «Todos somos víctimas del bloqueo; no solo Cuba, sino que toda la comunidad internacional es agredida por estas medidas», sostuvo el representante boliviano, quien agradeció la solidaridad de Cuba, que su país ha recibido «de manera incondicional».

La India denunció que el bloqueo ha desalentado la inversión y la colaboración tecnológica entre Cuba y terceros países. Pese a ello —señaló su representante— la Isla es ejemplo porque ha vencido los Objetivos de Desarrollo del Milenio y fue líder en la respuesta a la crisis del ébola en África.

Argelia destacó el derecho de la Isla a la libertad de comercio y navegación. Su representante puso a la labor de los médicos cubanos como ejemplo de las relaciones que deben primar entre los estados.

A nombre de su país, Islas Salomón, y de su vecino Nauru, el representante de la primera nación afirmó que Estados Unidos tiene la oportunidad de romper con el pasado y entender mejor a los cubanos. «Cuando EE.UU. y Cuba cooperen, el mundo se va a beneficiar. Hemos visto en la lucha contra el ébola esos beneficios». Sus palabras pueden ser la mejor lección a Estados Unidos: «Tengamos fe en los pueblos trabajando juntos».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.